Revista Ecclesia » Congelados los fondos del Instituto de Obras Religiosas (IOR), que constan a nombre de monseñor Nunzio Scarano
scarano--478x270
Santa Sede

Congelados los fondos del Instituto de Obras Religiosas (IOR), que constan a nombre de monseñor Nunzio Scarano

(RV).- El Promotor de Justicia del Estado de la Ciudad del Vaticano ha dispuesto que se congelen los fondos del Instituto de Obras Religiosas (IOR), que constan a nombre de monseñor Nunzio Scarano, quien actualmente ha sido suspendido en su funciones en la Administración del Patrimonio de la Santa Sede (APSA), en el ámbito de las investigaciones que están llevando a cabo las autoridades judiciales del Vaticano, tras los informes sobre transacciones sospechosas depositadas ante la Autoridad de Información Financiera.

Tal como informó ayer nuestro director general y director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el P. Federico Lombardi, las investigaciones pueden ser extendidas también a otras personas.

El IOR ha encomendado al Promontory Financial Group un examen objetivo de los hechos y de las circunstancias concernientes a las cuentas en cuestión, y coopera plenamente con el organismo de regulación financiera del Vaticano, AIF, y las autoridades judiciales para aclarar totalmente el caso. En efecto, el IOR está afrontando un examen por parte del Promontory Financial Group, de todas las relaciones con los clientes y de los procedimientos en vigor contra el lavado de dinero.

Al mismo tiempo, el Instituto está poniendo en práctica disposiciones adecuadas para mejorar sus estructuras y procedimientos. Este proceso comenzó en mayo pasado y se espera que concluya antes de fin de año. Hace algunas emanas el IOR nombró un chief risk officer a nivel de la Dirección, con la tarea específico de concentrarse sobre la compliance e introdujo medidas para reforzar sustancialmente el sistema de reporting.

Tal como declaró recientemente el Presidente Ernst von Freyberg, el IOR está siguiendo una línea clara de identificación sistemática y de “tolerancia cero” con respecto a todas aquellas actividades que sean ilegales o extrañas a los Estatutos del Instituto, independientemente de que sean conducidas por laicos o eclesiásticos.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa