Internacional

Conferencia sobre la paz del cardenal Ouellet por el 75 aniversario del Día D

Conferencia sobre la paz del cardenal Ouellet por el 75 aniversario del Día D

El cardenal canadiense Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, celebrará una conferencia sobre el tema de la paz en la celebración internacional del 6 de junio por la tarde en Normandía. Una llamada importante en un momento de especial tensión en Europa y en el mundo. Hace 75 años el desembarco de los aliados, el comienzo de la liberación del nazismo

Adriana Masotti – Ciudad del Vaticano, Vatican News, 5 de junio de 2019

El 6 de junio de 1944 los Aliados desembarcaron en Normandía, iniciando la liberación de la ocupación nazi, primero de Francia y luego del resto de Europa Occidental. La conmemoración internacional del 75º aniversario del llamado Día D tendrá lugar mañana, en presencia de los últimos veteranos, jefes de Estado y ministros de todo el mundo. Pero las celebraciones han movilizado desde hace tiempo a toda la región del noroeste de Francia con una multitud de iniciativas culturales, exposiciones y museos actualizados, y eventos que también atraerán a los turistas, como fuegos artificiales sincronizados en la costa, un picnic gigante en la playa de Omaha Beach, saltos en paracaídas que harán espectaculares las numerosas reconstrucciones históricas en los principales lugares, desde la famosa Sainte-Mère-Eglise hasta Carentan y otros localidades.

Las celebraciones del 75º aniversario del Día D

La ceremonia internacional del 6 de junio tendrá lugar por la tarde en Courseulles-sur-Mer, en el sector canadiense de la playa de Juno, la playa normanda donde se produjeron algunos de los enfrentamientos más dramáticos entre los angloamericanos y las tropas de Hitler durante el desembarco de 1944.

En la mañana del mismo día en Ver-sur-Mer, se colocará la primera piedra del futuro monumento conmemorativo de los 22.442 soldados británicos que murieron en la campaña aliada de liberación, en presencia del Presidente francés Emmanuel Macron y de la Primera Ministra británica, Theresa May. Luego habrá un servicio religioso en el cementerio americano de Colleville-sur-Mer en el que participará también el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El desembarco de los Aliados en la madrugada del 6 de junio de 1944

El desembarco en Normandía, llamado en código Operación Neptuno, la parte marítima de la más amplia Operación Overlord, representa una de las mayores invasiones de barcos militares de la historia. Eran las 6:30 de ese día, un martes, cuando los paracaidistas aliados tocaron el suelo, allanando el camino para las fuerzas terrestres. Precedido por un bombardeo aéreo y marítimo masivo de las defensas alemanas, con el uso de más de 6.000 buques de guerra, la infantería, unos 156.000 soldados estadounidenses, británicos y canadienses aterrizaron en cinco playas de Normandía, una franja costera de unos ochenta kilómetros de largo. Fueron grandes las pérdidas sufridas por los soldados que tenían la tarea de avanzar para dirigirse lo más rápidamente posible a objetivos situados más profundamente en el territorio de la Francia ocupada, hasta llegar a París. Desde aquí, las fuerzas aliadas continuarían su avance para empujar a los alemanes sobre el Sena, amenazando directamente el territorio alemán al mismo tiempo que el avance soviético hacia el este, para contribuir a la invasión de Alemania y a la destrucción final del Tercer Reich.

Card. Ouellet: hacer más para difundir una cultura de paz

Invitado a participar activamente en la celebración oficial de la tarde del 6 de junio en Normandía, el Cardenal canadiense Marc Armand Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos. En la entrevista con Vatican News él mismo explica el significado de su participación:

D. – Estaré presente porque me han invitado a celebrar una conferencia sobre la paz y estoy feliz de participar en este evento, precisamente porque estamos en una situación -como dice el Papa Francisco- de una tercera guerra mundial “por partes” y, por lo tanto, hay que hacer más para suscitar una reflexión sobre la paz, para invitar a un compromiso más concreto en la vida cotidiana, en la vida familiar, en la escuela, en el trabajo, para suscitar una cultura de paz, de diálogo, de encuentro, de amor fraterno. Y por eso voy a esta celebración, también para dar mi pequeña contribución.

Así que, en su opinión, a pesar del aumento del terrorismo y de todos los conflictos en curso, ¿la paz sigue siendo posible hoy en día? ¿Qué se puede hacer?

R. – La paz es posible, pero debemos tomar de las motivaciones no sólo de un análisis sociológico de la situación mundial, sino también de nuestra fe. Es nuestra fe la que nos sostiene, porque tal vez viendo cómo va el mundo, uno podría caer en la desesperación. Pero la fe nos enseña que Cristo ha ganado la paz para la humanidad, ha ganado la salvación. Y esta salvación no es sólo para el futuro: es para la vida diaria de hoy. Y a través de la fe, la caridad y la esperanza, la comunidad cristiana puede llevar el feliz mensaje del Evangelio al mundo y así construir la paz. Hoy, la paz es posible porque vivimos a la luz del Príncipe de la Paz. Y nos comprometemos como cristianos a seguir sus pasos en el amor a nuestros hermanos y hermanas de cualquier grupo étnico, social o humano que sea.

El Papa Francisco pidió que Europa vuelva a ser el sueño de los padres fundadores. ¿Cómo puede ayudarnos este aniversario en este sentido?

R. – La Unión Europea nació después del final de los conflictos, como una nueva era de unión para prevenir estos conflictos. Pero los fundadores eran cristianos y la fe era algo concreto para ellos: no solamente una referencia simbólica sino una inspiración real. El Papa Juan Pablo II insistió en esto, en las raíces cristianas de Europa; el Papa Francisco regresa al mismo tema: las raíces espirituales, una cultura y una convivencia no pueden basarse sólo en afinidades culturales; deben estar fundadas en valores espirituales que son la fe en la Palabra de Dios, la vida de los sacramentos de la Iglesia Católica… Todos estos son valores básicos que alimentan la comunidad, la fraternidad y no se puede pensar en el futuro de Europa sin tener como ideal la fraternidad – como recordó el Papa al dialogar y firmar la Declaración sobre la Fraternidad Universal en Abi Dhabi con el Gran Imán de Al Azhar.

Fotos

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email