Iglesia en España

Conferencia organizada por la ONG “Entreculturas” en Santander

Conferencia organizada por la ONG “Entreculturas” en Santander

El responsable en África del Este del servicio jesuita al Refugiado, Stephanie Munyankera, ofrece una charla

Stephanie Munyankera fue una refugiada africana y contará su historia personal como desplazada y como colaboradora del SJR

.- El Servicio Jesuita al Refugiado ofrece ayuda alimentaria a 100.000 personas en Oriente Medio y África del Norte, principalmente en Siria

La responsable del Servicio Jesuita al Refugiado (SJR) en Kenia y África del Este, Stephanie Gerald Munyankera (Tanzania, 1970) estará presente este viernes 21 en Santander para ofrecer, a las 18,30 horas, la charla, “Personas  refugiadas y desplazadas: Huir para salvar la Vida”, que tendrá lugar en el Centro Loyola de los Jesuitas, en la calle San José,15.

 

Stephanie Munyankera acude a Cantabria invitada por la Ong “Entreculturas” dependiente de la compañía de Jesús, y asiste con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas y Desplazas que se celebra este jueves 20.

 

Actualmente, hay más de 43 millones de personas refugiadas y desplazadas en el mundo, y el número está aumentando en los últimos años, según los datos que maneja el SJR. Esta cifra incluye los 15 millones de refugiados, los 27 de desplazados internamente y las casi 900.000 personas cuyas solicitudes de asilo aún no han sido resueltas.

 

“Entreculturas”, de la mano del Servicio Jesuita a los Refugiados, trabaja con este colectivo a los que ofrece asistencia y educación porque “son las mejores herramientas” para ofrecer “un futuro” a estas personas, explicaron desde esta Ong de los Jesuitas en Cantabria.

 

Stephanie Munyankera, de padres ruandeses, nació en Tanzania en 1970 pero su familia tuvo que refugiarse en el Congo. Al morir su madre, la familia pidió la reunificación, y pasaron a Kenia, donde consiguieron el estatuto de refugiado. Allí fue refugiada urbana durante varios años, tiempo en que estudió secundaria gracias al amparo de los jesuitas en esa ciudad.

 

En la actualidad, Munyankera, trabaja en Nairobi también en favor de las personas refugiadas con el SJR.

 

Servicio Jesuita al Refugiado

El Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) es una organización católica internacional cuya misión es acompañar, servir y defender los intereses de los refugiados y de otras personas desplazadas por la fuerza. Así, a finales de 2012, más de 600.000 personas se estaban beneficiando directamente de los proyectos del SJR.

 

Desde “Entreculturas” se explicó que sólo en la cocina de campaña del Servicio Jesuita a Refugiados, en Alepo, los voluntarios preparan hasta 17.000 comidas calientes al día. Éstas se distribuyen entre las familias desplazadas que carecen de los equipamientos necesarios en sus refugios para cocinar.

 

El Día Mundial de las Personas Refugiadas y Desplazadas tiene como objetivo sensibilizar a la opinión pública a fin de que presione a los políticos para que defiendan los derechos humanos fundamentales de los refugiados y de solicitantes de asilo, particularmente en las áreas de recepción, seguridad alimentaria y educación.

 

El JRS ofrece mensualmente ayuda alimentaria a más de 100.000 personas en Oriente Medio y África del Norte, principalmente en Siria, y también en Jordania y el Líbano. Este apoyo se proporciona mediante la elaboración diaria de más de 20.000 comidas calientes en las cocinas de campaña del JRS para aquellas familias que carecen de equipos de cocina, por ejemplo, en Alepo y Damasco.

 

Estas comidas se distribuyen a mezquitas, en las escuelas convertidas en refugio, edificios públicos, parques, etc. Además ofrece educación y formación profesional a cerca de 220.000 niños y adultos. Sus principales áreas de trabajo son educación, asistencia de emergencia, atención médica, actividades de subsistencia y servicios sociales.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.