Revista Ecclesia » Conferencia Episcopal de Chile: Entran en vigencia Líneas Guía para tratar los casos de abusos sexuales a menores de edad
conferencia-episcopal-chile
Internacional

Conferencia Episcopal de Chile: Entran en vigencia Líneas Guía para tratar los casos de abusos sexuales a menores de edad

Conferencia Episcopal de Chile: Entran en vigencia Líneas Guía para tratar los casos de abusos sexuales a menores de edad


En el marco de la fiesta de la Virgen del Carmen, patrona de Chile, entraron en vigencia las Líneas Guía: Cuidado y Esperanza. Compromiso de un nuevo trato al interior de la Iglesia.

Tal como fue expresado en la presentación de este documento, en mayo del presente año, el 16 de julio comienza la aplicación de las Líneas Guía en materia de prevención de abusos al interior de la Iglesia.

Este texto surge a partir de la expresa petición de la Santa Sede, realizada en mayo de 2011, a todas las conferencias episcopales del mundo para solicitarles que desarrollen directrices para abordar los temas de abusos sexuales en la Iglesia. En el caso particular de Chile, este ha sido un tema prioritario mucho antes de esta solicitud, ya que desde el año 2002 se ha planteado como un desafío abordar la problemática del abuso sexual de menores de edad, tanto en la Iglesia como en la sociedad chilena.

Uno de los elementos que reflejan este interés de la Iglesia chilena por abordar esta temática se vincula con la creación del Consejo nacional de prevención de abusos y acompañamiento a las víctimas, desarrollado para comandar el proceso que permite “orientar y dirigir políticas de prevención sobre abusos sexuales a menores de edad y ayuda a las víctimas”. El resultado de este proceso es lo que se ha conocido como las Líneas Guía: Cuidado y Esperanza, las que destacan porque no corresponden solamente a un instrumento reactivo, si no que también incluyen los temas que tienen que ver con prevención y acompañamiento de víctimas. Dicho Consejo es presidido por el obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic, y coordinado a nivel nacional por Pilar Ramírez, egresada de Derecho de la Universidad de Chile y con más de 15 años de experiencia en la materia.

En relación a la importancia de la entrada en vigencia de estas directrices, monseñor Alejandro Goic destaca que como Iglesia, “tenemos la clara convicción, la esperanza, de trabajar profundamente a la luz de estas orientaciones para erradicar de nuestra Iglesia, y ojalá de todo el país, cualquier tipo de abuso”. Así mismo, enfatizó que estos criterios comenzarán a ser aplicados en todas las diócesis del país.

Por su parte, Pilar Ramírez profundiza en los cambios que podremos observar a partir del 16 de julio. “Esto es más que la entrada en vigencia de una norma, lo que encontramos aquí es el compromiso explícito de la Iglesia, de todos quienes formamos parte de la Iglesia, para generar sistemas de relacionarnos más sanos”. Además, agregó que “tenemos que entender que el abuso sexual es un abuso de poder, por lo tanto, en cuanto podamos trabajar en relaciones más sanas que erradiquen los abusos de poder, vamos a poder también trabajar el tema del abuso sexual”.

Uno de los elementos más significativos de estas Líneas Guía radican en la importancia que adquieren todas las personas que conforman la Iglesia. Al respecto, Pilar Ramírez explica que “está demostrado que los sistemas abusivos no son sólo el agresor y su víctima, también esta concebido como una especie de triángulo –en el tercer vértice- lo que llamamos terceros. Y son los terceros las personas que están en posición de percibir cuando un abuso se está materializando o, mejor aún, de prevenirlo para evitar que se genere. Es entender que todos queremos como Iglesia, comprometernos como terceros activos”.

Para concretar la puesta en marcha de este documento, la Iglesia realizará talleres de formación en cascada que permitan preparar en este ámbito a todos quienes somos Iglesia. La coordinadora nacional del Consejo, agrega: “En las líneas guía hay un llamado explícito a quiénes prestan servicios en la Iglesia, junto con los obispos, los clérigos, los diáconos, los sacerdotes, los religiosos. También se llama a los agentes pastorales, los catequistas, a los voluntarios, para que sean parte de estos terceros activos y mediante la formación puedan desarrollar ciertas habilidades para esto. Pero el llamado es a la Iglesia completa, primero el llamado es a la esperanza”.

La Conferencia Episcopal de Chile, mediante el Consejo de Prevención de Abusos, realizará procesos de formación de equipos diocesanos que estarán encargados de propagar las directrices de las Líneas Guía, entendiendo que es obligatorio para toda persona que preste un servicio a la Iglesia haber recibido esta formación y acreditar la misma. Pilar explica “la idea es durante este 2015 instalar en todas las diócesis de Chile los equipos base de formación en esta temática”. Existen tres jornadas programadas, la primera de ellas es el próximo 24 de julio, la segunda en agosto y la tercera en octubre.

Fuente y foto: Conferencia Episcopal de Chile



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada mes, en tu casa

Últimas entradas