Iglesia en España Nacional

Conferencia en Terrassa del sacerdote Vicente Altaba: “Ejercer la caridad no es dar, es amar”

Conferencia en Terrassa del sacerdote Vicente Altaba: “Ejercer la caridad no es dar, es amar”

Con un chiste sobre un cura de provincias que fue a Madrid a estudiar, para rebajar las expectativas, empezó Vicente Altaba, Delegado de Cáritas Española, la última formación de profundización para todos los agentes de Cáritas, voluntarios y trabajadores, de la diócesis de Terrassa.

En su conferencia ‘La comunidad cristiana como agente de transformación social’, Altaba remarcó que “la comunidad cristiana siempre es agente de transformación”, sobre todo y “empezando por el anuncio del Evangelio”. Pero además citó la educación y los valores que cambian a las personas y a la sociedad, el testimonio ordinario de tantos cristianos que en lo cotidiano viven según la fe o aquellos cristianos que adquieren un compromiso público en instituciones para cambiar las estructuras injustas. “Cáritas es sólo una parte más de esa transformación, el ejercicio organizado de la Caridad”, definió. “No somos los únicos. Sólo hacemos un ejercicio organizado de la caridad”, puntualizó.

También insistió en que “no se puede disociar la Iglesia de la caridad de la Iglesia del culto”, por tanto, hablar de Cáritas es hablar de la comunidad cristiana. Por ello Cáritas no es una ONG más ni un grupo de amigos que combate la injusticia con sensibilidad por los más pobres, débiles y desfavorecidos. Y como Iglesia, “Cáritas debe anunciar el Evangelio, celebrar la fe y ejercer la caridad, que es tarea de todos los fieles y de toda la comunidad, no sólo corresponde a los agentes de Cáritas”, remarcó.

“Estar en Cáritas nos lleva a mirar las realidades sociales con una mirada profunda y fantasía creadora”, afirmó Altaba, que invitó a “tener los ojos y los oídos abiertos a las nuevas pobrezas y a los nuevos clamores de los pobres, porque la sociedad es cambiante y dinámica, en lo social, lo cultural y lo político” y a “mirar la realidad desde la periferia”, como afirma el papa Francisco, “porque sólo desde allí se puede ver el centro”.

Y para ello, hay que educar la mirada. “La fe sola no basta”, sentenció. Hay que conocer la realidad y encararla con una mirada analítica y estar actualizados. Animó a los voluntarios y trabajadores de Cáritas a “dar respuestas innovadoras, atrevidas y transformadoras”. También a huir de misticismos autorreferenciales para centrar la mirada en el otro.

Como Iglesia, afirmó que la apuesta tiene que ser “por los más débiles y pobres, no por los triunfadores. Buscamos a los más débiles, que tienen que tener un lugar privilegiado que la sociedad les niega”. Y alertó que “una caridad que no llega iluminada por la verdad y por la fe no puede ser transformadora y es mero sentimentalismo”.

Recordó que “ejercer la caridad no es dar, es amar”. Y animó a escuchar, a relacionarse con las personas que llegan a Cáritas y dándoles una palabra, recordando lo que está escrito en el Evangelio, en el pasaje de las tentaciones del desierto, cuando Jesús dice que no sólo de pan vive el hombre. Por ello insistió en que “no basta con solucionar la necesidad material del otro”, hay que darle “palabra, relación y comunicación”, porque necesitan “afecto, acogida, reconocimiento, capacitación y sentirse valorados”.

Siguiendo esa línea definió la actividad de Cáritas en tres fases, cooperar con la necesidad material, cooperar con el desarrollo integral de la persona y cooperar para cambiar las causas de la pobreza y la exclusión.

Al final de su intervención, señaló la necesidad de “dar contenido y significado a las palabras”, que hoy quedan vacías con el relativismo imperante y lo situó como uno de los grandes retos de nuestro tiempo. E instó a reflexionar a los presentes desde el humanismo cristiano sobre qué significa persona y quién es el otro, qué es la dignidad humana y dónde radica o qué son los derechos y cuáles son sus fundamentos.

Cerró la conferencia afirmando que “la caridad trasciende y supera a la justicia, por ello, desde la caridad trabajamos por la justicia”.

La conferencia fue este martes por la tarde en la sede de Càritas Diocesana de Terrassa, ubicada en Sabadell, y asistieron unas 100 personas.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email