Revista Ecclesia » Conferencia ‘Eclesial’, que no episcopal

David Martínez de Aguirre
En un lugar...

Conferencia ‘Eclesial’, que no episcopal

Dos grandes alegrías de esta semana. La primera, que se haya creado la Conferencia Eclesial Amazónica (CEA). Fijémonos: es eclesial, que no episcopal. Ahí, sin duda, hay algo nuevo. Esta propuesta es uno de los frutos más directos del Sínodo Amazónico. Una región que ni siquiera es un grupo de países, sino de ‘partes’ de países, vista como un todo. El nombre es importante, porque los que representan a la Iglesia Amazónica en este nuevo organismo no son solo obispos. Tres indígenas, dos mujeres y un hombre, de tres países (Ecuador, Brasil y Perú) estarán en el organismo.

La Iglesia Amazónica ha realizado un camino sinodal escuchando a decenas de miles de personas antes del Sínodo, y ahora continúa con un hecho tan significativo como  rompedor en estos tiempos. Incluir laicos, e indígenas, en un organismo internacional de representación de toda la Iglesia.

El vicepresidente de la CEA será David Martínez de Aguirre, y esa es la segunda alegría que me da esta noticia. Hace seis años era un fraile misionero dominico (dos cosas que sigue siendo) en Kirigueti, una comunidad de matsigenkas y asháninkas en Perú. Hace casi  9 años le conocí para acompañarle en uno de esos viajes de canoa por el río en los que visitaba las comunidades. Dos años estuve en Sepahua, una misión de los dominicos cercana, con otro misionero, Ignacio Iráizoz. A pesar de la distancia (2-4 horas de río), todos los días hablaban por radio y se actualizaban la vida en la misión.

La alegría no es solo por ver a alguien conocido, y a quien aprecio, ahí. La alegría es, sobre todo, por ver a alguien enamorado de la selva y de Dios representando la Iglesia. David fue el último fraile dominico español que llegó a las misiones de Perú, y en ese ‘final’, creo, se escondía secreto una novedad radical, que es la que ahora estamos viendo.

Lo mejor de todo es que ese cambio, esa fuerza de los ríos de la Amazonia, pueden enseñarnos mucho a todos en toda la Iglesia. ¿Por qué no dejarnos marcar el camino?



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA