Internacional Última hora

Conferencia Eclesial de la Amazonía: «Unidad y diversidad»

«Con la Conferencia Eclesial de la Amazonía, se concreta el deseo de mantener vivo el espíritu del Sínodo de la Amazonía, lo que implica un compromiso de todos para que sea una realidad». Este fue el objetivo del encuentro digital titulado «Conferencia Eclesial de la Amazonía: Unidad y diversidad de nuestra Iglesia», que organizó la Oficina General de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC-OFM).
Un evento en el que intervinieron tres de los miembros de esta Conferencia Eclesial de la Amazonía, el presidente del CELAM, Miguel Cabrejos, arzobispo de Trujillo; Laura Vicuña Pereira, religiosa Catequista Franciscana, del pueblo indígena cariri; y Mauricio López, secretario ejecutivo de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM).

Espíritu del Sínodo

En las conclusiones de este evento realizado el 8 de agosto, el prelado reconoció que desde el momento en que se inició la preparación del Sínodo, «la Iglesia de la región ha vivido un tiempo de gracia». Y aseguró que uno de los frutos de este proceso «es la conciencia que invita a hacer una conversión hacia una Iglesia más sinodal, en donde todos caminen juntos como pueblo de Dios, una Iglesia que está en camino».
Por todo ellos, explicó, «se hace vital promover una cultura de diálogo y escucha recíproca, donde se busque el consenso y la comunión para encontrar espacios y modos de decisión que se adapten a los desafíos pastorales, lo que requiere de un profundo sentido de corresponsabilidad y espíritu de servicio».

Propuestas sinodales

El secretario ejecutivo de la REPAM insistió en que la Conferencia Eclesial de la Amazonía «es fruto de un proceso, de un discernimiento, de las propuestas del Documento Final del Sínodo, aprobado y asumido por el Papa en “Querida Amazonía”».
En ese documento pontificio, según López, «hay elementos estructurantes, como el rito amazónico, la Universidad de la Amazonía, la ministerialidad de la Iglesia ante la realidad de los pueblos en la Amazonía. Todas ellas constituyen propuestas esenciales del Sínodo que requieren una estructura de largo aliento, algo que se concreta en la Conferencia Eclesial de la Amazonía».

«Una luz que puede iluminar»

Por su parte, en su intervención, Laura Vicuña Pereira, declaró que la nueva conferencia amazónica proporciona «un cuerpo institucional a todo el trabajo que se realiza en el territorio amazónico».
Se trata de «una luz que puede iluminar, irradiar, desde la periferia, las voces que han sido silenciadas, las espiritualidades que han sido borradas». En ese sentido, representa «un encuentro del Buen Vivir con la Buena Nueva del Evangelio, un aliento de la Ruah Divina».
De acuerdo a la REPAM, para la representante de los pueblos indígenas, la Conferencia Eclesial de la Amazonía trae a la mente «la diversidad de la Iglesia de la Amazonía, un proceso de inculturación de la fe, afirmando la importancia de los pueblos originarios, guardianes de una cultura milenaria, de una gran biodiversidad. Ellos son quienes nos enseñan a amar y cuidar el territorio como la vida misma, pensando en las futuras generaciones».

Print Friendly, PDF & Email