Iglesia en España Última hora

CONFER defiende la vida ante la eutanasia

La Conferencia Española de Religiosos (CONFER) se unió ayer a «otras voces que se han venido pronunciado en los últimos días» para pronunciarse respecto a la Ley que regulará la eutanasia. «La defensa de la vida no es exclusividad de una tradición religiosa ya que toda persona tiene en sus entrañas la llamada a cuidar, preservar y defender la vida, aseguró la entidad que representa a la mayor parte dela vida religiosa en España.

Para ello, desde CONFER se reafirmó «que la dignidad de cada ser humano es inherente, intrínseca, inviolable e independiente de las condiciones que lo rodean, si bien el dolor, el sufrimiento y la enfermedad son realidades que nos hacen sentirnos impotentes, la solución no se encuentra en descartar la vida de una persona enferma». Por ello, resaltó la importancia de proveer «cuidados paliativos que ayudan a vivir el final de la vida con dignidad y con el mayor bienestar posible. No adelantan ni retrasan la muerte y respetan en todo momento los derechos fundamentales de las personas».

Además, CONFER se refirió al reciente documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la eutanasia, Samaritanus bonus, en su número 1: «El valor inviolable de la vida es una verdad básica de la ley moral natural y un fundamento esencial del ordenamiento jurídico. Así como no se puede aceptar que otro hombre sea nuestro esclavo, aunque nos lo pidiese, igualmente no se puede elegir directamente atentar contra la vida de un ser humano, aunque este lo pida. Por lo tanto, suprimir la vida de un enfermo que pide la eutanasia no significa en absoluto reconocer su autonomía y apreciarla, sino al contrario significa desconocer el valor de su libertad, fuertemente condicionada por la enfermedad y el dolor, y el valor de su vida, negándole cualquier otra posibilidad de relación humana, de sentido de la existencia y de crecimiento en la vida teologal».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME