Santa Sede Última hora

Condolencias del Papa por la muerte del cardenal Grocholewski

El Papa Francisco ha subrayado el gran servicio a la Iglesia que prestó a lo largo de toda su vida el cardenal Zenon Grocholewski, prefecto emérito de la Congregación para la Educación Católica, fallecido este viernes 17 de julio en su Polonia natal a los 81 años. En su telegrama de condolencias, el Santo Padre recuerda su servicio a la Santa Sede, primero como secretario y prefecto del Tribunal Apostólico de la Signatura Apostólica, y luego como prefecto de la citada Congragación para la Educación Católica.

El funeral por su eterno descanso tiene lugar este sábado, día 18, en el altar de la Cátedra de la basílica de San Pedro, y lo oficia el cardenal Leonardo Sandri. Al final del mismo el Papa presidirá el rito de la «Última Commedatio et Valedictio».

Monseñor Grocholewski nació el 11 de octubre de 1939 en la localidad de Bródki, archidiócesis de Poznan. Tercero de cuatro hermanos, fue ordenado sacerdote en 1963. Tres años después marchó a Roma a estudiar Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana, donde se licenció primero (1968) y doctoró después (1972) cum laude. Los siguientes años (1972-1999) los pasó trabajando en el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, donde ejerció como notario, canciller, secretario y, por último, prefecto. En 1977 fue nombrado también capellán de Su Santidad.

Al ministerio episcopal accedió en 1983. Recibió la ordenación como obispo titular de Agropoli de manos de Juan Pablo II, quien el 16 de diciembre de 1991 lo hizo arzobispo. Fue también el santo Papa polaco quien lo nombró prefecto para la Educación Católica (cargo que desempeñó entre 1999 y 2015) y lo creó cardenal en el consistorio del 21 de febrero de 2001.

Autor de una extensa bibliografía —550 publicaciones en una docena de idiomas—, monseñor Grocholewski fue postulador de la causa de canonización de Edmund Bojanowski, canonizado por Juan Pablo II en Varsovia en 1999, y la hermana Sancia (Joan) Szymkowiak.

Con su muerte, el colegio cardenalicio queda ahora integrado por 221 miembros: 122 electores y 99 no electores. Entre los electores, 16 fueron creados por Juan Pablo II, 40 por Benedicto XVI y 66 por Francisco.

 

Print Friendly, PDF & Email