Revista Ecclesia » Concluye el Seminario “La Huella Digital: ¿servidumbre o servicio?” en la Fundación Pablo VI
Iglesia en España Noticias Última hora

Concluye el Seminario “La Huella Digital: ¿servidumbre o servicio?” en la Fundación Pablo VI

En la tarde de ayer tuvo lugar la clausura del Seminario “La Huella Digital: ¿servidumbre o servicio?” que ha reunido a filósofos, teólogos, economistas, tecnólogos o políticos durante dos años. El fin de estos seminarios era el de analizar los retos éticos y jurídicos de la inteligencia artificial. En el acto se presentaron una serie de conclusiones sobre todos los temas que se han ido tratando en este tiempo. El evento, celebrado en la Fundación Pablo VI, contó con la presencia de la filósofa Victoria Camps, Consejera Permanente de Estado, el exrector de la Universidad Pontificia Comillas, Julio Martínez, el profesor del IESE, José Manuel González Páramo, y el vicepresidente de Mapfre, José Manuel Inchausti, con la participación especial de Paul Tighe, secretario del Pontificio Consejo para la Cultura de la Santa Sede.

La intervención corrió a cargo de Domingo Sugranyes, director del Seminario “La Huella Digital: ¿servidumbre o servicio?”. En la misma afirmó  que “la Fundación Pablo VI ha querido abordar las cuestiones éticas relacionadas con la economía digital con un grupo de personas de diversas disciplinas y con distintos enfoques filosóficos y religiosos, abriendo caminos nuevos para la propia elaboración del pensamiento social cristiano”.

“La población se puede quedar marginada de forma permanente del mundo del trabajo”

Mas tarde se elaboró un resumen sobre los temas tratados durante todos los seminarios que se han ido celebrando en estos dos años. Los sistemas de inteligencia artificial y su fuerza o el futuro del trabajo en referencia al auge de los procesos de automatización mediante robots, fueron los primeros temas abordados en el acto. En referencia a este último tema, Domingo Sugranyes hizo hincapié en que “el tiempo de transición puede ser largo, o no acabarse nunca ante unos cambios tecnológicos cada vez más rápidos. Este proceso conlleva un grave riesgo: parte de la población se puede quedar marginada de forma permanente del mundo del trabajo”.

Desde el Vaticano intervino Paul Tighe, secretario del Pontificio Consejo para la Cultura de la Santa Sede, “destaco la necesidad de fomentar el diálogo como elemento facilitador que recoja las reivindicaciones de todos los grupos de interés y no solo de unos pocos. Tenemos que fomentar dialogo inclusivo verdadero, que incluya a filósofos, teólogos, economistas y muchos otros. Necesitamos un lenguaje que nos permita enfrentarnos a las cuestiones humanas mas fundamentales: qué futuro queremos y cómo podemos vivir juntos en paz y con justicia para todos”.

En la mesa redonda se debatió sobre temas actuales como la privacidad y control de las personas en Internet, la influencia de la tecnología en los comportamientos humanos, la consolidación del teletrabajo, la importancia de la educación o el valor de la tecnología en nuestra sociedad.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa