Portada » Iglesia en España » Nacional » Conclusiones del Informe de Cáritas sobre la Realidad Social: Una sociedad más pobre, más desigual y más injusta”
Iglesia en España Nacional

Conclusiones del Informe de Cáritas sobre la Realidad Social: Una sociedad más pobre, más desigual y más injusta”

“Estamos erosionando de manera intensa los mecanismos sociales de protección de la dignidad de las personas”. Esta ha sido la voz de alerta lanzada por el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, durante la presentación, esta mañana en Madrid, del VII Informe del Observatorio de la Realidad Social.

Una sociedad más pobre, más desigual y más injusta

En su intervención, Mora ha señalado que “si hace unos meses, con motivo de la presentación del Informe sobre Desarrollo social y Exclusión, decíamos que la pobreza es cada vez más extensa, más intensa y más crónica, podemos afirmar, a la vista de los datos de nuestra red de Acogida, que cada vez más notoriamente se va mostrando que vivimos en una sociedad más pobre, más desigual y más injusta socialmente”.

Se ha hecho eco, asimismo, del “escenario social que nos han ido mostrando nuestros últimos informes, que es de honda preocupación y de radical incertidumbre, y en el que nos siguen conmoviendo las situaciones tan desesperadas que están viviendo las familias”.

Recrear una nueva sociedad

Además de reconocer que “la situación global y la de España en particular es extremadamente compleja”, el secretario general de Cáritas apeló a la necesidad de “hacer sacrificios comunes para recrear una nueva sociedad, aunque, creemos, como lo ha hecho reiteradamente el Papa, que no podemos hacer recaer estos sacrificios en las personas más vulnerables”.

Sebastián Mora destacó también el compromiso de “los miles de voluntarios y voluntarias que desde su compromiso y su opción son palabra de esperanza de la Iglesia, y que son quienes hacen posible el trabajo de las miles de Parroquias distribuidas por todo el territorio del Estado”. “Esta –dijo— es la primera y esencial respuesta de la Iglesia a las personas que padecen y sufren pobreza y exclusión social”.

Esta estructura parroquial de la Iglesia es la que soporta la Red de Acogida de Cáritas, a partir de cuyos datos se vienen elaborando los sucesivos Informes del Observatorio de la realidad Social de Cáritas desde 2008.

Importancia de la solidaridad

El secretario general de Cáritas destacó al “esfuerzo que ha realizado la Iglesia en estos años, que ha sido muy importante en el ámbito de la Acogida y Atención primaria, la mayor parte de cuyo recursos económicos, en torno al 90%, proceden de donantes privados”. “De éstos –subrayó– la mayoría son comunidades cristianas, Iglesia, Pueblo de Dios, que comparten lo que son y lo que tienen”.

Reafirmó, además, la voluntad de Cáritas de seguir “redoblando los esfuerzos, de seguir cerca de las personas pobres y excluidas”. Para ello es necesaria más que nunca “la solidaridad humilde y silenciosa de las personas que comparten y reparten lo que son y lo que tienen. No debemos, a pesar de las dificultades, relajar nuestra solidaridad. Hoy más que nunca debemos redoblarla. Tenemos que seguir haciendo camino, construyendo sociedad desde lo humilde y sencillo”.

La necesidad de la escucha

Sebastián Mora finalizó su intervención poniendo el acento en “la necesidad de escucha y acompañamiento que requieren las personas empobrecidas y que se refleja en los resultados de este Informe”. “Esta demanda de escucha, de atención cordial, de cercanía y proximidad están siendo un ejemplo más de que la acción socio-caritativa quiere ir al alma de lo humano y que nos muestra una Iglesia que se hace coloquio y diálogo con el mundo desde el dolor y sufrimiento de las personas”, añadió.

Repliegue progresivo de la protección social

Junto al secretario general de Cáritas Española, en la rueda de prensa compareció también Francisco Lorenzo, coordinador del Equipo de Estudios que ha puesto a punto este VII Informe del ORS.

Además de explicar los aspectos más destacados del mismo, este experto alertó sobre “el repliegue progresivo de los sistemas de protección social a los que estamos asistiendo”, así como “el intenso cambio de carácter estructural que, como consecuencia de la crisis, está cambiando de forma profunda la vida de muchas familias”.

Este proceso es de tal envergadura que, como aseguró Francisco Lorenzo, “lo que perdamos ahora en términos de protección social será difícilmente recuperable una vez que se supere la crisis”.

 

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email