Revista Ecclesia » Conclusiones del foro debate organizado por Hermanas Hospitalarias
conclusiones
Iglesia en España

Conclusiones del foro debate organizado por Hermanas Hospitalarias

”Las nuevas adicciones: el lado oscuro de la tecnología”

Según las conclusiones extractadas del foro de debate ”Las nuevas adicciones: el lado oscuro de la tecnología” organizado por Hermanas Hospitalarias

Entre el 1% y el 5% de los jóvenes hace un mal uso de internet, conducta que puede derivar en un grave trastorno psicológico

  • El perfil de estos jóvenes suele hacer referencia a personas impulsivas en busca de emociones fuertes, con baja autoestima y procedentes de familias desestructuradas.
  • Algunos de los síntomas más habituales son: aislamiento social y pérdida de contacto con el entorno más cercano, cambio brusco de conducta, abandono de aficiones y pérdida de sueño.

El pasado mes de junio, Hermanas Hospitalarias celebró un Foro de Debate, en el que ponentes de reconocido prestigio expusieron su conocimiento sobre “Las nuevas adicciones: el lado oscuro de la tecnología”.

Este foro, concebido como un punto de encuentro y diálogo entre expertos en la materia, contó con los siguientes ponentes:

  • Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica en la Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco.
  • Luis Carbonel, presidente de CONCAPA (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos).
  • Guillermo Cánovas, presidente y fundador de la organización de protección del menor PROTEGELES.

Quienes, moderados por el Dr. Francisco del Olmo, Director del Área de Salud Mental de Hermanas Hospitalarias en Madrid (Clínica San Miguel y Complejo Asistencial Benito Menni), debatieron para generar una reflexión compartida sobre la adicción a las nuevas tecnologías (claves, prevención y tratamiento), especialmente entre los más jóvenes.

Entre las principales conclusiones del encuentro destacan:

ü  Lo que caracteriza una adicción es la pérdida de control y dependencia.

ü  Las adicciones a las nuevas tecnologías repercuten especialmente en los sectores más jóvenes de la población al ser más vulnerables que los adultos y tener, por lo general, una mayor exposición.

ü  Entre el 1% y el 5% de los jóvenes hace un mal uso de internet, conducta que puede derivar en un grave trastorno psicológico.

ü  El perfil de estos jóvenes suele hacer referencia a personas impulsivas en busca de emociones fuertes, con baja autoestima y procedentes de entornos desestructurados.

ü  Es muy frecuente que los adictos a las nuevas tecnologías hayan desarrollado, anteriormente, otro tipo de adicciones (drogas, alcohol…)

ü  Algunos de los síntomas más habituales son: aislamiento social y pérdida de contacto con el entorno más cercano, cambio brusco de conducta, abandono de aficiones y pérdida de sueño.

ü  Las  principales pautas de prevención son:

–       Recibir una buena educación familiar: normalizar la tecnología e integrarla en acciones cotidianas como el estudio (desvincular el concepto de tecnología únicamente con tiempo de ocio).

–       Enseñar desde una edad muy temprana a distinguir entre lo público, lo privado y lo íntimo.

–       Controlar y limitar el tiempo de exposición.

ü  Las claves para un adecuado tratamiento son: hacer que la persona adicta sea consciente de que tiene un problema y ponerse en manos de especialistas.

ü  Las nuevas tecnologías ya están cambiando la manera tradicional de comunicar, relacionarse… y en un futuro próximo estarán aún más presentes e integradas socialmente, debido a su progreso imparable.

Al retrasmitir el foro en directo a través de la página web www.hospitalarias.org se pudo intercambiar conocimiento y participar de manera interactiva, a tiempo real, a través del planteamiento de preguntas sobre los temas de discusión desarrollados que los ponentes resolvieron en ese mismo momento.

Si no pudiste seguir el foro en directo, ahora puedes verlo a través de este enlace: VER FORO

 Hermanas Hospitalarias

Hermanas Hospitalarias es una Institución de la Iglesia Católica, sin ánimo de lucro, que trabaja desde hace más de 133 años en la acogida, cuidado especializado, asistencia integral y reinserción social de personas con enfermedad mental, discapacidad intelectual y otras enfermedades, con preferencia por los más necesitados según las necesidades de cada tiempo y lugar. En la actualidad, la acción hospitalaria está presente en 27 países, de 4 continentes, con más de 350 centros y dispositivos de atención socio-sanitaria y cerca de 2 millones de beneficiarios en el último año. Trabajo que se realiza gracias a la entrega y dedicación de más de 1.000 hermanas, 11.000 profesionales y numerosos voluntarios.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa