Internacional Nacional

Conclusiones del encuentro de obispos de España y de Portugal de Medios de Comunicación

Los obispos de las Comisiones de Comunicación de las Conferencias Episcopales de Portugal y España hemos realizado entre los días 6 y 8 de junio de 2016 nuestro encuentro anual de trabajo, en la ciudad de Ponta Delgada (Açores, Portugal), en esta ocasión con el lema “Trabajo colaborativo y redes en la comunicación de la Iglesia católica”.

El contexto histórico y geográfico de nuestro encuentro ha permitido contemplar in situ el trabajo de comunicación en una diócesis insular, formada por nueve islas, que tiene en la comunicación un factor de encuentro y de comunión para la Iglesia local. Prueba de ello es el número de comunicadores que esta tierra ha ofrecido a la comunicación en Portugal, en la Iglesia y fuera de ella.

El pasaje evangélico de la red (Lc 5,1-12), con su riqueza simbólica ha servido como hilo conductor de nuestra reflexión. La fortaleza de la red de comunicación es la de su hilo o su nudo más débil, por tanto es necesario revisar las redes para hacerlas cada vez más valiosas para la misión de la Iglesia.

A partir de las ponencias presentadas y del diálogo que ellas nos han suscitado deseamos ofrecer las conclusiones de nuestro trabajo, para potenciar estrategias de  comunicación colaborativa en el mundo de las redes sociales.

1.- La comunicación es imprescindible para la misión de la Iglesia, forma parte de ella. La Iglesia existe para comunicar el mensaje de salvación, ésta es su identidad. Esta comunicación debe tener en cuenta la actual cultura mediática y, por tanto, se ha de caracterizar por la rapidez, la simplicidad, la proximidad y la presentación atractiva del mensaje.

2.- En el campo de la comunicación también debemos estar atentos a las ideas que vienen de fuera de nuestro ámbito. Si abandonamos la autorreferencialidad, podemos encontrar valiosas aportaciones para nuestro trabajo comunicativo cuando salimos al encuentro de aquellos que habitan las periferias existenciales.

3.- Las redes sociales deben superar el modelo unidireccional y servir para encontrar y dialogar con las personas que están presentes en el continente digital. Como dice el Papa Francisco en su Mensaje para las Comunicaciones Sociales de este año “la comunicación tiene el poder de crear puentes, de favorecer el encuentro y la inclusión, enriqueciendo de este modo la sociedad”.

4.- El servicio de comunicación en la Iglesia debe ser desarrollado con profesionalidad y, a ser posible, por profesionales que conciban su trabajo como misión eclesial. Todos ellos deben formarse para servir como lugar de encuentro entre la institución y la comunicación, entre la Iglesia y los medios.

5.- La confianza en los comunicadores de la Iglesia es un valor imprescindible para la eficacia de la comunicación. Esa confianza les es debida tanto por quienes en la Iglesia tienen la responsabilidad de gobernar, como por quienes en los medios de comunicación encuentran en ellos una fuente imprescindible para cumplir su misión. La confianza se fundamenta en la verdad, en la transparencia y en el establecimiento de relaciones personales de calidad.

6.- El ejemplo del Papa Francisco ilumina el campo de la comunicación por el estilo de proximidad y la coherencia que manifiesta. Es un modelo de comunicador valioso.

Al realizar esta reflexión hemos querido valorar y agradecer el trabajo de los profesionales de la comunicación. A ellos queremos ofrecer también, como propuesta para una profesionalidad al servicio de las personas, las palabras del Papa Francisco en su último Mensaje para la 50ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales: “Comunicar significa compartir, y para compartir se necesita escuchar, acoger”. Continúa el Papa Francisco, “las palabras pueden construir puentes entre las personas, las familias, los grupos sociales y los pueblos. Y esto es posible tanto en el mundo físico como en el digital”.

Invitamos a todos los profesionales de la comunicación, en este año jubilar, “a descubrir el poder de la misericordia de sanar las relaciones dañadas y de volver a llevar paz y armonía a las familias y a las comunidades”.

 

Ponta Delgada, 8 de junio de 2016

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email