Iglesia en España

Conclusiones de la XVI Jornada Diocesana de Apostolado Seglar en Madrid

Conclusiones de la XVI Jornada  Diocesana  de  Apostolado  Seglar  de  la  Archidiócesis  de  Madrid  reactadas por una Comisión compuesta por Doña Concha García Prous, Doña María Soledad Cosmen García y D. Antonio González Carballo

LAICOS EN SALIDA EN LA VANGUARDIA DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN — XVI JORNADA DE APOSTOLADO SEGLAR-LÍNEAS POR DONDE CAMINAR

Teniendo en cuenta lo que nos dice el papa Francisco (EG 112): “El principio de la primacía de la Gracia debe ser faro que alumbra permanentemente nuestras reflexiones sobre la evangelización”, y
partiendo del diagnóstico del Papa Benedicto XVI, al comienzo del Año de la Fe en el que habló del “cansancio de la fe” y la “desertificación espiritual” en nuestra Europa; porque deseamos ser discípulos-misioneros como nos invita el Papa Francisco, NOS PROPONEMOS:

1) PONERNOS A LA ESCUCHA DE LO QUE NOS DICE EL ESPÍRITU.

– Dios es el que Evangeliza.

– Los apóstoles a la hora de crear la Iglesia no redactaron una constitución ni unos reglamentos,

no, se limitaron a orar, ponerse a disposición de Dios y dar a conocer su Palabra.

– Es preciso renovar el encuentro con Jesucristo y confiar en el Espíritu Santo.

2) ACEPTAR EL MENSAJE (Necesidad de la conversión)

Como nos dice el Papa Francisco, es preciso aceptar que

– Dios va siempre por delante “nos primerea”.

– Plantear la acción del Iglesia como un secundar el Plan de Dios (Homilía del Papa Francisco en

la apertura del Sínodo extraordinario de la Familia).

– No esconder la cabeza ante los problemas sino, puesto que la Iglesia se sabe asistida por el

Espíritu Santo, confiar en que con su Gracia es posible renovar las cosas, volver a empezar.

– Permitir que la Alegría de la Fe entre en nuestra vida (EG 83)

– Es preciso arriesgar, el Señor no defrauda.

– Meternos en la vida cotidiana de los demás (lo hemos visto hecho vida en el Panel de

Experiencias: “Presencias Evangelizadoras significativas en los diversos ambientes), sin

– Hacerlo con la humildad de conocer que no es mi persona, ni mi grupo, ni mi movimiento, ni

mi parroquia… sino el Señor el que Evangeliza.

– Revestirnos de aguante apostólico. Paciencia (EG 24)

– Dar la vida para que la Palabra sea acogida y se manifieste su potencia (EG 24)-

– Celebrar  y festejar cada pequeña victoria (EG 24).

Como nos dijo el Papa Benedicto XVI en su despedida de la JMJ de Madrid 2011: “A Cristo, por la Virgen en la Iglesia. Con el Papa Francisco queremos concluir: “¡No nos dejemos robar la alegría de Evangelizar!”.

Sábado, 20 de febrero de 2016

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.