Portada » Santa Sede » Concierto en Castelgandolfo, con motivo de la fiesta de San Benito Abad
Santa Sede

Concierto en Castelgandolfo, con motivo de la fiesta de San Benito Abad

Benedicto XVI

Ciudad del Vaticano, 12 julio 2012 (VIS).-”Me alegro de acoger a una orquesta cómo esta, que ha nacido de la convicción o, mejor todavía de la experiencia de que la música une a las personas, por encima de cualquier división”. Así agradeció el Papa al maestro Daniel Barenboim y a todos los intérpretes de la West-Eastern Divan Orchestra el concierto celebrado en el palacio apostólico de Castelgandolfo, con motivo de la fiesta de San Benito Abad, patrón de Europa.

“La música -prosiguió el pontífice- es la armonía de las diferencias (…) De la multiplicidad de timbres de los diversos instrumentos puede nacer una sinfonía. Pero ésto no sucede ni mágica ni automáticamente (…) Hace falta una dedicación paciente y laboriosa (..,) y el esfuerzo de escuchar unos a otros, evitando el protagonismo y privilegiando la labor de grupo”.

“Pienso en estos momentos en la gran sinfonía de paz entre los pueblos que todavía está incompleta. Mi generación, como la de los padres del Maestro Barenboim ha vivido la tragedia de la Segunda Guerra Mundial y de la Shoah. Y es muy significativo que el maestro (…) haya puesto en marcha un proyecto como el de la West-Eastern Divan Orchestra: un grupo en el que tocan músicos israelíes, palestinos y de otros países árabes; personas de religión judía, musulmana y cristiana. Los galardones que habéis recibido (…) demuestran, al mismo tiempo, la excelencia profesional y el compromiso ético y espiritual”.

El Papa subrayó a continuación que las sinfonías interpretadas, la Quinta y la Sexta de Beethoven, expresan dos aspectos de la vida: “el drama y la paz; la lucha del hombre contra el destino adverso y su inmersión serena en el ambiente bucólico (…) Su mensaje en nuestros días es que para lograr la paz es necesario comprometerse, dejando de lado la violencia y las armas, comprometerse en la conversión personal y comunitaria, con el diálogo y la búsqueda paciente de un acuerdo posible”.

“Os deseo -concluyó- que sigáis sembrando en el mundo la esperanza de la paz a través del lenguaje universal de la música”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email