Cultura Diócesis Iglesia en España

Concesión y entrega de distinciones pontificias en Sevilla

Concesión y entrega de distinciones pontificias en sevilla

Salón del Trono del Palacio Arzobispal 26, X, 2018, 13 horas

Solicitadas por el arzobispo de Sevilla en el pasado mes de abril al Santo Padre, fueron concedidas el 18 de junio a favor de las siguientes personas:

D. Jesús Creagh Álvarez de Toledo, cofrade benemérito desde su juventud y excelente cristiano. Fue hermano mayor de la Hermandad de la Cena y presidente del Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Sevilla. Fue comisionado por la archidiócesis para ayudar a la Hermandad de san Esteban a superar la grave crisis en que se hallaba sumida. Su tarea, que se extendió entre los años 2007 y 2013, se vio coronada por el éxito. Con posterioridad, le encargamos emprender la misma tarea en Hermandades del Trabajo. Con grandes dificultades llevó y sigue llevando a buen puerto su cometido. El arzobispo y la archidiócesis le están muy agradecidos. Se le entrega la Cruz pro Ecclesia et Pontifice.

D. José Antonio Fajardo Romero. Es abogado de profesión. Ha sido Hermano Mayor de la Hermandad de las Mercedes de la Puerta Real y pregonero de las Glorias de María en el año 2002. Entre los años 2013 y 2015 llevó a cabo una tarea encomiable como comisionado por el Arzobispado en la Hermandad del Juncal, tarea realizada con mucho tino y prudencia hasta conseguir la pacificación de aquella institución y su vuelta a lo que constituye la genuina identidad cofrade. La distinción que el imponemos, laCruz pro Ecclesia et Pontifice,es signo del reconocimiento de la Iglesia diocesana a su quehacer.

D. Manuel Toledo Zamorano es director del Colegio Diocesano del Corpus Christi y ha sido Hermano Mayor de la Hermandad de la Trinidad. Recibe la Cruz pro Ecclesia et Pontíficepor razones análogas a los dos anteriores.También él tuvo que vencer grandes dificultades y arrostrar no pequeños sufrimientos hasta normalizar la vida de la Hermandad del Dulce Nombre de San Lorenzo entre 2010 y 2014. La archidiócesis le agradece su buen trabajo con esta distinción pontificia.

D. José Moreno Vega. Gitano de raza, católico ferviente y hombre verdad, sin maquillajes ni cosmética, ha sido en dos periodos sucesivos, entre 2012 y 2018, hermano mayor de la Hermandad de los Gitanos, el último con algún sufrimiento, derrochando bondad de corazón y mucha generosidad. Por su condición de cofrade ejemplar, la archidiócesis ha pedido al papa Francisco para él la Cruz pro Ecclesia et Pontíficeque le imponemos.

D. Manuel Navarro Palacios. Es abogado del Estado y católico de corazón. Fue Hermano Mayor de la Hermandad de San Esteban. Fue pregonero de la Semana Santa en 1987. Ha servido ejemplarmente a la Iglesia durante muchos años en el Consejo de Economía, en la Fundación Cardenal Spinola de Lucha contra el Paroy en la Fundación Real Patronato de la vivienda, aportando siempre su sabiduría y buen juicio, por lo que la Iglesia diocesana de Sevilla le está muy agradecida. Por ello, ha pedido para él al Papa la Cruz pro Ecclesia et Pontífice.

D. Antonio Ríos Ramos. Católico ferviente y piadoso, don Antonio fue Hermano Mayor de la Hermandad de Ntra. Sra. de los Remedios de Villarrasa (Huelva), su pueblo natal. Ha desempeñado los más diversos cargos en la Hermandad del Gran Poder, de la que ha sido Hermano Mayor entre los años 1984 y 1992. Entre este último año y el año 2000 fue presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de la Ciudad de Sevilla, que dirigió con humildad y buen sentido, lo que le granjeó una gran autoridad moral en el mundo cofrade, de la que sigue gozando. Por todo ello, por ser espejo de buenos cofrades, y por sus buenos servicios a la Iglesia, el arzobispo ha pedido para él al papa Francisco la Cruz pro Ecclesia et Pontifice.

D. Adolfo Vela Rey.Hermano Mayor de la Esperanza de Triana entre 2006 y 2012, don Adolfo es un cristiano cabal. En estos años ha procurado incrementar su formación cristiana matriculándose en el ISCCRR. Actualmente es uno de los voluntarios y responsables de la Caritas de la parroquia de san Sebastián de Sevilla, y trabaja en varios proyectos parroquiales. Se implicó con todo empeño en la participación de las cofradías sevillanas en el Vía Crucis presidido por el Papa Benedicto XVI en el Paseo de la Castellana de Madrid en agosto de 2011, lo cual le procuró no pocos sufrimientos. La Santa Sede y el arzobispo y el arzobispado reconocen su generosidad concediéndole laCruz pro Ecclesia et Pontifice.

 Así mismo el Santo Padre ha concedido el título de Comendadora de la Orden de San Gregorio Magno Papaa favor de Dña.Reyes Muñiz Grijalvo, registradora de la propiedad, católica comprometida, que ha prestado y sigue prestando grandes servicios a la Archidiócesis como miembro del Consejo de Economía y, desde su especialidad como Registradora, ayudando y asesorando desinteresadamente a la Hermandades, congregaciones religiosas y otras instituciones eclesiales de nuestra archidiócesis y de otras diócesis andaluzas. La gratitud del arzobispo y del arzobispado a doña Reyes es muy grande.

Personalmente es una gran alegría y un gran honor para el arzobispo entregar el título de Caballero de la Orden de San Gregorio Magno Papaa D. Rafael Pérez del Puerto Rodríguez,buen cristiano y amigo desde hace muchos años, vinculado a la Cadena COPE desde 1988, es decir desde hace treinta años siempre en el área económica como Director General, Consejero Delegado y ahora Vicepresidente. La buena salud económica de la Cadena, vinculada como todos saben a la Conferencia Episcopal y a las Diócesis españolas, muchas de las cuales como Sevilla somos accionistas, en mucha medida se debe D. Rafael y a D. Fernando Giménez Barriocanal, Presidente de la Cadena, aquí presente. Ambos están identificados al cien por cien con el Ideario del Grupo, aprobado por los obispos justamente en el año en que D. Rafael llegó a COPE.

Medalla Pro Ecclesia Hispalense a Dña. Maruja Navarro González. La medalla es una copia de un pectoral de bronce de gran interés arqueológico, encontrado en las inmediaciones de Itálica, que debió pertenecer a un obispo o sacerdote de la época visigótica, en los tiempos en que rigieron sucesivamente la Archidiócesis los santos arzobispos Leandro e Isidoro. El medallón, en bronce, presenta en su anverso grabado en sencilla silueta el Salvator Mundi, según la iconografía de la época, con el cáliz eucarístico y el anagrama latino IHS, primeras letras del nombre de Jesús. En el reverso se representa el chrismón, anagrama griego de Cristo. Es propiedad de un empresario sevillano, que nos ha permitido hacer unas copias que entregamos a aquellas personas que se han distinguido por sus buenos servicios a la Archidiócesis, en este caso a Maruja Navarro, que durante cincuenta años ha trabajado sin descanso como voluntaria en la Delegación de Catequesis.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email