Iglesia en España

Con tu historia y con la mía se teje la vida de nuestra diócesis, por Amadeo Rodríguez Magro, Obispo de Plasencia

Con tu historia y con la mía se teje la vida de nuestra diócesis, por Amadeo Rodríguez Magro, Obispo de Plasencia

Queridos diocesanos: 

Todos somos la misma Iglesia del Señor; y lo somos en el día a día de nuestra Iglesia diocesana, a la que pertenece nuestra parroquia, lugar fundamental de nuestra experiencia cristiana. Las parroquias, en la Diócesis, son el ámbito habitual en el que desarrollamos nuestra condición de cristianos bautizados. Por ellas transitamos desde que recibimos el agua del Bautismo, acompañados siempre por el estímulo comunitario que nos ofrece la vida de los otros. Se puede decir que cada parroquia, en el conjunto de sus fieles, es la catequesis viviente en la que cada bautizado se va introduciendo, tanto cuando da los primeros pasos de su iniciación, como a lo largo de toda la vida.

Sin embargo, esa vida comunitaria que compartimos en nuestras parroquias no anula nuestra experiencia cristiana individual. Del mismo modo que el trato de Dios con nosotros es personal, cada uno de nosotros, en su libre respeusta, es una historia que se elabora en lo que hacemos, sentimos y buscamos cada día, aunque todo lo hagamos en la comunión de la Iglesia. La historia de nuestra vida cristiana la vamos hilvanando en las diversas manifestaciones de nuestra identidad cristiana: en la oración, en la participación en los sacramentos, en la escucha y el servicio de la Palabra, en el testimonio, en la fraternidad y en la caridad que sentimos y vivimos. Es justamente con nuestra historia individual como, entre todos, alimentamos y enriquecemos el devenir de la Iglesia, es decir, como construimos su gran historia. El lema de este año para el día de la Iglesia diocesana me parece realmente precioso: “Una Iglesia y miles de historias gracias a ti”. Eso tiene como consecuencia que con tu historia y con la mía se teje la vida de nuestra Diócesis de Plasencia.

Como muy bien sabéis, nuestra Iglesia realiza su caminar diario por toda nuestra geografía rica, diversa y plural cargada con una gran mochila llena de ilusiones y de proyectos concretos, los que vamos haciendo entre todos: unos son de evangelización, como ahora la Misión Diocesana, otros de transmisión de la fe, otros de espiritualidad, otros de celebración de los sacramentos, otros de fraternidad cada día más sólida entre nosotros y otros de servicio generoso en favor de los más humildes y excluidos, con lo proyectos sociales que promueve, sobre todo, Cáritas Diocesana, y siempre con esa sensibilidad que nos hace tener una actitud de servicio a flor de piel.

Es para esos proyectos que tenemos para lo que os pido que ayudéis, que colaboréis, que no os quedéis al margen de esta historia nuestra diocesana. Os lo digo a los niños, a los jóvenes, a las familias, a los mayores, a los enfermos, a los catequistas, a los educadores, a los voluntarios, a los contemplativos y contemplativas, a los consagrados, a los sacerdotes… a los que buscáis a Dios y a todos cuantos vivís de la fe en el territorio de nuestra Iglesia diocesana de Plasencia. Y si os fiáis de nosotros, aunque no compartáis nuestra fe, os lo digo  y pido a todos y a todas cuantos convivís con nosotros en esta tierra en la que estamos para servir como Iglesia del Señor,

Con mi afecto y bendición.

+ Amadeo Rodríguez Magro, Obispo de Plasencia

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.