Iglesia en España Nacional

Con­clu­sio­nes del En­cuen­tro Ibé­ri­co en Murcia de las Co­mi­sio­nes Epis­co­pa­les de Co­mu­ni­ca­ción So­cial

Imagen e identidad de la Iglesia

Con­clu­sio­nes del En­cuen­tro Ibé­ri­co de las Co­mi­sio­nes Epis­co­pa­les de Co­mu­ni­ca­ción So­cial, celebrado en Murcia, del 5 al 7 de junio, y dedicado al tema «La imagen para mostrar la identidad de la Iglesia»

«Después de estos días de trabajo y convivencia, queremos agradecer las contribuciones realizadas por ellos a esta reflexión y deseamos ofrecer nuestro análisis y nuestras conclusiones.

Los medios que el ingenio humano ha desarrollado con el paso de los siglos han servido siempre para ampliar sus capacidades originales. Hoy, las herramientas digitales permiten a las personas abundar en comunicaciones corriendo, sin embargo, el riesgo de comunicar menos. Digitalmente se pueden transmitir muchos mensajes sin que eso signifique mejorar la comunicación.

El desarrollo de Internet, que se ha producido efectivamente en los últimos veinticinco años, está creciendo muy rápidamente y,  en gran medida, ya es el ambiente de comunicación que reúne y supera los medios habituales.

En el presente contexto socio-cultural, los medios de comunicación tradicionales están siendo superados como fuente informativa por las redes sociales. Los grupos de relaciones personales en esas redes se han convertido en prescriptores de información, de opinión y de recomendación.

Constatamos también que, en general, los mensajes ofrecidos por personas tienen mayor acogida e impacto que los institucionales.

A partir de este análisis señalamos alguna línea de actuación que permita a la Iglesia realizar mejor su misión de anunciar el Evangelio.

Es necesario asumir el ambiente creado por las herramientas digitales. Aunque el mensaje y la palabra son los mismos, la comunicación tiene que ser más intuitiva, audiovisual, constante, emotiva y relacional.

El mundo digital es parte de la realidad: ni la sustituye ni la elimina. Por tanto, la presencia en el mismo debe reflejar de manera auténtica y coherente el modo de ser de las personas, instituciones y grupos. En este sentido, es necesario que la imagen digital exprese auténticamente la realidad.

Las instituciones de la Iglesia deberán priorizar la comunicación digital y la producción y distribución de contenidos online. Cada vez son más los usuarios que acceden a la información y a la formación a través del móvil,  y es ahí donde la Iglesia debe estar para encontrarse con todos. Para esto será necesario incorporar a esta comunicación un plan de acción dotado de personas y recursos.

Del mismo modo que las catedrales eran visibles a distancia por encima de los tejados en cualquier población, es necesario hoy crear la “catedral digital” que sea visible y sirva de referencia en este nuevo ambiente, plagado de imágenes y relaciones, en el que se compite por captar la atención. Hoy, el bien más escaso para la comunicación no es el tiempo sino la atención de las personas, por lo que es necesario captar la atención para provocar la comunicación.

La Iglesia, siempre atenta a los signos de los tiempos, está llamada a ocupar un lugar en el universo digital para servir de punto de encuentro entre las personas y lo trascendente.

Este encuentro ha tenido lugar en el marco del Año Jubilar de Caravaca de la Cruz. Ante el lignum crucis hemos pedido por todos los comunicadores. Al terminar este encuentro fraterno deseamos manifestar nuestro agradecimiento a todas las personas que han hecho posible alcanzar la gracia jubilar junto al lignum crucis que conserva la localidad de Caravaca de la Cruz».

Presencia de la CEE

En el encuentro, la Conferencia Episcopal Española estuvo representada por los obispos de Guadix (Ginés García-Beltrán), Cartagena (José Manuel Lorca), Lleida (Salvador Giménez) y los eméritos de Mérida-Badajoz (Santiago García Araceli) y de Lleida (Joan Piris), todos ellos de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación (el primero de los citados es su presidente), además del director del Secretariado, José Gabriel Vera. También se sumó a alguna de las reuniones el arzobispo emérito de Burgos (Francisco Gil Hellín), de origen murciano y donde vive tras su jubilación.

La delegación lusa estuvo encabezada por monseñor Pio Gonçalo Alves de Sousa, obispo auxiliar de Porto y presidente de la Comisión Episcopal de Cultura, Bienes Culturales y Comunicaciones Sociales. Cada año, en el mes de junio, los miembros de estas dos comisiones episcopales mantiene el Encuentro Ibérico, un año en España y otro en Portugal.

Pie de foto: Imagen de familia de los participantes en el encuentro.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email