don-bosco

Comunidades cristianas juveniles, una propuesta de maduración en la fe para jóvenes adultos

Encuentro, en Mohernando (Guadalajara), de 75 de los cerca de 200 jóvenes que participan en este tipo de comunidades.

Madrid, 11 marzo 2013.- Uno de los retos de la pastoral juvenil es la atención a los jóvenes más mayores, a partir de los 25 años, con procesos específicos para ellos. Desde hace algunos años, la pastoral juvenil salesiana está promoviendo las comunidades juveniles, una propuesta para los jóvenes que han terminado otros procesos formativos -en centros juveniles o grupos de confirmación-, y que buscan continuar su camino de maduración en la fe con otros jóvenes.

En España, en estas comunidades promovidas por la Familia Salesiana, hay alrededor de 200 jóvenes. Del 8 al 10 de marzo se han reunido 75, en la casa salesiana de Mohernando (Guadalajara), para compartir experiencias y reflexionar sobre este tipo de comunidades. También participaron un grupo de salesianos cooperadores jóvenes, que también presentaron su vocación.

Las ponencias, talleres y presentación de experiencias giraron en torno a dos ejes: la vida comunitaria y la vocación. Se presentaron algunas de estas comunidades (Iglesia Viva de Estrecho-Madrid, Comunidad Abierta, Comunidad el Olivo),  hablaron algunos párrocos, se presentó la experiencia de la casa de oración de Alzuza, o de pastoral familiar y, también, la vocación del salesiano cooperador.

Para Koldo Gutiérrez, salesiano responsable nacional de pastoral juvenil, “el encuentro ha merecido la pena y poco a poco irá tomando más fuerza y capacidad de convocatoria. Es una pequeña semilla, pues dar calidad a la formación de los jóvenes adultos va en beneficio de la calidad de toda la pastoral juvenil, la pastoral de adolescentes y la pastoral de niños”.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.