Debemos tener en cuenta que los sentimientos religiosos en nuestro país gozan de protección, a la par que se garantiza la libertad de expresión con el límite constitucional del respeto a los demás derechos y libertades, como es la libertad religiosa.

Las diversas comunidades religiosas de nuestro país trabajamos por la convivencia armoniosa y productiva entre conciudadanos de toda convicción, ejerciendo plenamente su derecho a la libertad de expresión sin herir los sentimientos de los demás.

Los representantes religiosos debemos transmitir un mensaje de respeto a todos los creyentes de toda confesión, y de rechazo a las ofensas públicas contra los sentimientos religiosos de nuestros convecinos, para una convivencia respetuosa y hermanada entre todos.

Riay Tatary, Presidente de la Comisión Islámica de España
José María Gil Tamayo, Secretario General de la Conferencia Episcopal Española
> Mariano Blázquez, Secretario Ejecutivo de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España
> Issac Querub, Presidente de la Federación de Comunidades Judías de España