Iglesia en España

Comunicado del obispado de Mallorca sobre la acogida de personas refugiadas

Comunicado del obispado de Mallorca sobre la acogida de personas refugiadas


Como ya es sabido, el Obispo de Mallorca ha encomendado a Cáritas la coordinación de la acción de la Iglesia diocesana en la tarea de colaboración con la administración pública y sociedad civil para la acogida, el acompañamiento y la ayuda a las personas refugiadas que llegarán a Mallorca.

Está claro que el primer responsable de esta acogida para el reconocimiento del estatuto del refugiado es el Estado y que cuenta con la colaboración de las Comunidades Autónomas, además de las entidades con las que tiene convenio para esta temática: Cruz Roja, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y Asociación Comisión Católica Española de Migraciones (ACCEM). La iglesia también quiere ser una colabodora leal y efectiva.

En un primer contacto de Cáritas con el Gobierno, el Consejo Insular, además de Cruz Roja, han pautado las fases de acogida, integración y autonomía que ya funcionan en cualquier proceso de acogida de personas que suele  licitan asilo, y que brevemente descritas serían las siguientes:


1. Desde el momento de la llegada de los primeros refugiados la primera fase tendrá una duración de 6 a 9 meses durante la cual se hará una valoración inicial de la situación para poder ofrecer los primeros recursos de acogida temporal. Esta fase se realizará en un centro de acogida comunitaria bajo la responsabilidad de Cruz Roja.


2. En una segunda fase de integración que se prevé entre 12 y 18 meses desde la llegada, la intervención de Cáritas será ya para instrumentar un soporte a todo el proceso con los diversos recursos de acompañamiento, que ya están en funcionamiento a través de los grupos de voluntarios y de los equipos de profesionales que intervienen con personas en situación de pobreza y / o vulnerabilidad, además de la que pueda proporcionarse a partir de los ofrecimientos de personas particulares, parroquias, congregaciones religiosas, asociaciones y grupos diversos .


3. Finalmente, ya partir de los 24 meses desde la llegada a nuestra comunidad autónoma, se iniciará la fase en que las personas y familias deben poder desarrollarse de manera autónoma y utilizar los recursos ordinarios a su alcance según las sus capacidades y necesidades, momento en que creemos que la tarea de acompañamiento a la integración pueda seguir teniéndose presente dependiendo de las diferentes necesidades.


En este momento a Cáritas Mallorca ha abierto un Registro donde se anotan las personas o instituciones que ofrecen diversos servicios, con un teléfono de contacto, para cuando llegue el momento de intervenir desde Cáritas en la fase de la integración. Hasta el día de hoy la solidaridad de la ciudadanía y de la iglesia registrada en Cáritas se expresó significativamente, esperando poder seguir manifestando la generosidad a favor de estas personas desvalidas que han tenido que dejar su tierra, como tanto de otros que ya lo han hecho por motivos similares.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.