Coronavirus Última hora

Comunicaciones sociales: «Vitamina para resistir», también en confinamiento

Chelo Sánchez Serrano, profesora en la facultad de comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca, ha compartido a través de Cáritas diocesana de Salamca un artículo titulado «Vitamina para resistir», en la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales . A través del texto, ofrece una reflexión sobre el papel que ha jugado la comunicación en tiempos de pandemia. «Una de las grandes lecciones de esta emergencia sanitaria y social provocada por el COVID la sabíamos ya, incluso la recomiendan psicólogos, médicos, terapeutas, orientadores, padres y madres, educadores, amigos y amigas, la publicidad, los medios, los libros de autoayuda, la poesía: comunícate». Un consejo, que se ha convertido casi en una necesidad, explica la profesora, que hace un llamamiento directo: «busca al otro, date al otro, cuenta, ríe, llora, habla, grita, escribe, baila, abraza; abrázame, agárrame la mano, llámame cuando te agobies, llama al médico si te encuentras mal…».

Por eso, en esta crisis que estamos viviendo «se ha reavivado el don de la comunicación, de la comunicación humana con mayúsculas, incluso de la comunicación trascendente entre el hombre y Dios, especialmente para los creyentes». Una de las circunstancias más terribles en esta cuarentena ha sido, precisamente, la que nos ha privado a familiares y sociedad de uno de los actos de comunicación humana más necesarios: el duelo y sus manifestaciones, explica Sánchez: «Todos esos actos, esencialmente comunicativos, que no hemos podido celebrar ni compartir, han puesto también de manifiesto que la comunicación es una de las mejores vitaminas, y, por defecto, su ausencia, la incomunicación, una de las formas más terribles de aislamiento y sufrimiento. Esta incomunicación también la han vivido muchos enfermos de COVID, que han tenido que pasar su enfermedad sin el acompañamiento de un familiar o amigo».

Print Friendly, PDF & Email