Por la calle Última hora

«Compromise», por Txomin Pérez

Un día de estos escuchaba una entrevista a un hispanista inglés… que venía a decir que en España nos hacía falta, y con urgencia, «compromise». El problema: que el concepto que trae detrás este verbo y sustantivo a la vez… no se recoge en nuestro idioma y es ajeno a nuestra cultura.

La única palabra en español a cuyo significado se aproxima es «pacto» o «pactar». Pero no llega. «Compromise» es más sutil y amplio. Envuelve una actitud generosa y práctica frente a la vida. Y ayuda a construir futuro.

«Compromise» es, según el Oxford English Dictionary, «un acuerdo al que se ha llegado con ambos lados haciendo concesiones». Qué bien nos haría. Y qué mejor nos iría.

Y «pactar», según la RAE, es «acordar algo entre dos o más personas o entidades, obligándose mutuamente a su observancia». Para pactar algo no es estrictamente necesario hacer «concesiones». Y aquí somos muy de «vamos a llegar al acuerdo… de hacer lo que yo diga». Y así nos va. Que digo yo que lo mismo que incorporamos conceptos y anglicismos a diario, muchas veces innecesarios… podríamos hacer el pequeño esfuerzo de practicar el «compromise».

Nos dice el Papa… que «todos vamos en la misma barca». Y como «nadie se salva solo», tenemos que convencernos de que, si pensamos más en el bien común, si nos adueñamos menos de la verdad, si practicamos más la humildad… de que si tú cedes y yo cedo… todos ganamos.

Sí. Que ya sé que esto sea, entre españoles, «pedir peras al olmo»… que no sé si tendrá traducción al inglés.

Por Txomin Pérez

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME