Iglesia en España Noticias

Comisión Permanente: La Iglesia apuesta por el Bien Común

Fue la última reunión de la Comisión Permanente antes de la Asamblea Plenaria del 2 al 6 de marzo, cuando se renovarán todos los presidentes de la CEE. La renovación se hará conforme a los nuevos estatutos, que ya han recibido la Recognitio de la Santa Sede. Por ello, se estudió en la Permanente el nuevo organigrama aprobado en la Plenaria de noviembre de 2019, sobre el que se realizarán las próximas elecciones. Además, los obispos no solo recibieron información del Congreso Nacional de Laicos sino que estudiaron otros temas, como los informes de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos y del Servicio Jurídico Civil de la CEE sobre las condiciones que se requieren para construir columbarios en las Iglesias. Se acordó elaborar una instrucción sobre la pastoral del acompañamiento de la muerte y la fe en la resurrección. Por otra parte, dialogaron sobre la programación de la visita de una delegación de la CEE a la sede de la COMECE en Bruselas. La Comisión Permanente decidió ofrecer esta posibilidad al ejecutivo resultante de las próximas elecciones.

Consejo de la BAC

La Comisión Permanente nombró por cuatro años al nuevo Consejo editorial de la BAC, a propuesta de su director, Jesús Pulido:

Martín Gelabert Ballester, sacerdote de la Orden de Predicadores. Catedrático de la Facultad de Teología de Valencia.

√ Armand Puig i Tàrrech, sacerdote de la archidiócesis de Tarragona. Catedrático de la facultad de Teología de Barcelona.

Gonzalo Tejerina Arias, sacerdote de la Orden de San Agustín. Catedrático de Teología Fundamental de la Universidad Pontificia de Salamanca.

Gabino Uríbarri Bilbao, sacerdote de la Compañía de Jesús. Catedrático de la facultad de Teología de la Universidad Pontificia Comillas.

Enrique Bonete Perales, laico de diócesis de Salamanca. Catedrático de Filosofía Moral en la Universidad de Salamanca.

Además, la Permanente ha realizado otros nombramientos:

Esther Barba Parreño, laica de la archidiócesis de Sevilla, como presidenta general del Movimiento de Acción Católica «Juventud Obrera Cristiana» (JOC).

Antonio Escolano Hernández, laico de la diócesis de Cádiz y Ceuta, como presidente de la «Federación de Scouts Católicos de Andalucía».

David Baldoví Sánchez, laico de la archidiócesis de Valencia, como presidente de la «Federación d’Escoltisme Valencià».

Pablo Garamendi Lecanda, laico de la diócesis de Bilbao, como presidente de la Federación Española de Hospitalidades de Nuestra Señora de Lourdes.

Rueda de prensa / Pin parental

Durante la rueda de prensa de la Comisión Permanente, los periodistas esperaban con impaciencia al secretario general de la CEE, Luis Argüello, para que hablase de temas de actualidad. Uno de ellos fue el pin parental. Para el obispo auxiliar de Valladolid es necesario dialogar sobre el conflicto entre el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos y el derecho del Estado a organizar la propuesta educativa.

«Parece evidente que los padres puedan tener información sobre qué es lo que se propone a sus hijos, sobre todo en este tipo de actividades que tienen un carácter entre lo académico y lo complementario/transversal», indicó, a la vez que decía que «el asunto es cómo el sistema público hace una propuesta en la que el común de la ciudadanía pueda estar de acuerdo».

El secretario respondía diciendo: «No me quedaría tranquilo con que unos ciudadanos pudieran decir “ante esta propuesta que se nos hace, que es conflictiva, nos retiramos del aula”, sabiendo que la propuesta que se hace en el resto del aula no obedece a un sentir común, me refiero a un sistema público de educación, que tiene que asentar unos mínimos».

Para terminar esta pregunta, abogó «por un pacto educativo, un consenso en las cuestiones básicas que, en un sistema público, queramos ofrecer a nuestros jóvenes ciudadanos».

Una propuesta educativa

Luis Argüello remarcó una vez más que «a la Iglesia no le importa solo la clase de Religión. No le importa solo la escuela concertada. A la Iglesia le importa una propuesta educativa que humanice y que ayude a formar ciudadanos con capacidad de acogerse, respetarse y colaborar al bien común». El año próximo se celebrará una jornada sobre el pacto educativo en Roma, a petición del Papa Francisco, y la ministra de Educación «tenía interés en ir», por eso «llamaría la atención que no se interesase en conseguir ese pacto en España».

Relaciones con el Gobierno

Ante las preguntas, el secretario confirmó que nadie se ha puesto en contacto con la Conferencia Episcopal y pese a que la vicepresidenta Carmen Calvo haya recibido al nuncio Bernardito Auza, «no vemos en esto ningún ninguneo, la recepción del nuncio es de obligado cumplimiento protocolario».

El portavoz de los obispos aseguró que «siendo el decano del cuerpo diplomático español y habiendo presentado las credenciales ante el Rey Felipe VI, es lógico que haya hecho el primer contacto con quien lleva los asuntos en el Gobierno respecto a la libertad religiosa. Hay que cuidar las relaciones de la Santa Sede con el Estado. Y posteriormente, la Santa sede encomienda a la CEE la concreción de todos esos acuerdos». No obstante, ante las nuevas leyes que se prevén, el prelado fue claro: «La Iglesia no quiere privilegios pero tampoco discriminación» y puso como ejemplo el sistema fiscal de la Iglesia que se rige por la ley de Mecenazgo «igual que todas y cada una de las organizaciones no lucrativas. El Gobierno tiene derecho de hacer todas las reformas fiscales que quiera, pero no es un asunto o privilegio de la Iglesia, afecta a muchas más organizaciones. Nuestro deseo es siempre el colaborar, sobre todo al Bien Común».

«Una propuesta de gracia, ayuda y acompañamiento»

Respecto al Itinerario de formación y acompañamiento de novios que presentó la Subcomisión de Familia y Defensa de la Vida de la CEE, el secretario quiso aclarar que «este curso es una propuesta de gracia, ayuda y acompañamiento que nosotros hacemos pensando en la importancia que tiene el sacramento del matrimonio en un momento en que nuestra sociedad, en el que desde el punto de vista tanto civil como canónico son muchos matrimonios los que se celebran. Por eso, queremos ofrecer una propuesta de acompañamiento a los novios que lo realicen. Pero es eso, una propuesta. No es de cumplimiento canónico. Es simplemente una opción al alcance de aquellos novios que quieran profundizar sobre el sacramento o que tengan dudas viendo a su alrededor tantos matrimonios fracasados». De hecho, aseguró que en su diócesis la iniciativa «está muriendo de éxito». El obispo auxiliar de Valladolid subrayó que «se ha apuntado tanta gente que no tenemos matrimonios para que puedan atender tanta demanda».

Eutanasia

«Yo creo que precisamente en este momento de gran debate sobre la influencia de las máquinas en la vida, sobre lo que los avances tecnológicos puedan hacer, habría que poner una línea roja en el cuidado de la vida», indicó, ante la pregunta por la eutanasia. «Es evidente que el deterioro de las posibilidades físicas, la realidad del sufrimiento, pide paliativos y una llamada al cuidado, al amor». Yendo a la raíz de los problemas, el secretario general explicó que le sorprende que «en la exposición de motivos de la ley de la eutanasia se diga que el primer argumento para ponerla en marcha es la demanda social, cuando hablando de la ley educativa, se quita la demanda social». «Hete aquí que la demanda social no es útil a la hora de pensar en la propuesta educativa, y la demanda social sí que es argumento para tener una coartada moral, supuestamente democrática, para legislar en contra de la vida», aseguró, dejando sobre la mesa esta incoherencia.

Abusos

Sobre la denuncia lanzada por el suplemento femenino de L’Osservatore Romano, Donne Chiesa Mondo, sobre los abusos a monjas, contestó no tener noticias y señaló sobre casos en nuestro país «serían gravísimos y si tuviéramos alguna noticia deberíamos denunciar en todos los foros posibles este comportamiento delictivo». Por otro lado, reclamó respeto a todas las religiosas que prestan un servicio a la Iglesia y a la sociedad para que se promuevan «relaciones propias de la dignidad humana y la fraternidad».

Cuestión catalana

«La rueda de prensa coincidió en la misma mañana en que Joaquim Torra anunciaba una convocatoria electoral. «Respeto a una decisión política de convocar o no convocar elecciones no soy quien de poder emitir un juicio», aseguró el secretario.

«Sobre la cuestión catalana, en la medida en que supone problemas de relación dentro de la propia sociedad catalana, y cómo no, problemas entre la sociedad catalana y el resto de la sociedad española, sí que me parece importante subrayar que la posición de la Iglesia es favorecer todo aquello que tenga que ver con lo que el Papa Francisco llama cultura del encuentro», indicó. Además, subrayó «la importancia de cultivar un diálogo, que no sea solo un mantra decir dialogar, sino que suponga una verdadera escucha de cuál es la situación de cada cual».

Pero el final del diálogo —dijo— tendrá que concluir en una determinada configuración jurídico-política. Por eso, «es evidente que ese diálogo tiene que estar marcado por un respeto al marco jurídico-político actual, para que desde nuestro marco jurídico-político poder dialogar, poder reconocer la importancia de una historia compartida, la realidad de comunidades diferenciadas, quizás, y la importancia de encontrar juntos un marco de convivencia».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME