Iglesia en España Nacional

Comienza XVII edición del Congreso Católicos y Vida Pública

El presidente de la ACdP y el CEU ensalza “la nobleza” de la actividad política cuando ésta se dirige al bien común

Arranca la XVII edición del Congreso Católicos y Vida Pública que, organizado por la ACdP y el CEU, se organiza bajo el lema ‘Construir la democracia: responsabilidad y bien común’

Antonio Miguel Carmona, Begoña Villacís, Javier Zarzalejos, Bieito Rubido, Javier Ayuso y Fernando Jiménez Barriocanal entre los participantes en el Congreso

El presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Carlos Romero Caramelo, ha impartido la conferencia de apertura de la XVII edición del Congreso Católicos y Vida Pública. En consonancia con el lema bajo el que se celebra este año el Congreso –‘Construir la democracia: responsabilidad y bien común-, el presidente ha destacado la importancia capital de la actividad política. “Entre todas las actividades seculares, es una de las más nobles, pues su fin es el que más directamente está encaminado a trabajar por el bien común”.
Romero se ha detenido a explicar los motivos que hacen pertinente que el Congreso preste este año atención al tema de la construcción de la democracia. “Como consecuencia del panorama política y social, estábamos obligados a llamar la atención sobre nuestra democracia y sobre su valor para el presente y el futuro de las próximas generaciones”, ha señalado.

En este contexto se agudiza aún más la necesidad de compromiso con la vida pública, que, más que un derecho, representa “una responsabilidad moral”. Algo por lo que los católicos deben sentirse interpelados, pues, como ha proclamado el presidente del CEU y ACdP (instituciones organizadoras del Congreso), “allí donde estemos, como ciudadanos libres e iguales, con los mismos derechos y deberes, estamos llamados a alzar la voz para situar la dignidad de la persona y la cultura de la vida como fundamentos de la democracia”. Los católicos, ha añadido, en parecida línea, deben ser “protagonistas de un modo más participativo de vivir en democracia que deberá contribuir a dignificar la política”.
La actuación en la vida pública, debe, a su juicio, estar imbuida de la convicción de que “somos ciudadanos con una dignidad trascendente, con unos derechos inalienables, de los cuales no podemos ser privados arbitrariamente por nadie”.
La ponencia de Carlos Romero ha sido introducida por una breve presentación, hecha por el director del diario ABC, Bieto Rubido. “Pocas veces en la historia de España se ha necesitado más el compromiso de los católicos y de todas las personas dispuestas a trabajar por el bien común”.
Construir la democracia

El Congreso ha comenzado con el acto inaugural, en el que el nuncio de Su Santidad en España, Renzo Fratini, ha indicado cuáles son los pilares del compromiso católicos en los retos de nuestro tiempo. “Respeto a la ley moral natural, unidad y verdad y rechazo de la cultura del descarte”. Respecto de esto último, el nuncio ha afirmado que ningún católico “puede ser indiferente a las clamorosas situaciones de pobreza y desigualdad”. En lo tocante a la unidad y verdad y a la observancia de la ley moral, Fratini ha recordado la importancia de tomar la verdad como referencia de todo sistema democrático. En este sentido, ha trazado la distinción entre la democracia participativa, representativa y pluralista la que es solo formalidad procedimental. “Una democracia sin valores se convierte en un totalitarismo encubierto, de ahí que tengamos que trabajar para que aumente el consenso en torno a un marco de referencias comunes”, ha comentado.

Por su parte, el consiliario nacional de la ACdP y arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, ha puesto el énfasis en la crucial misión que los católicos laicos tienen en la vida pública. “La Iglesia no ofrece un modelo concreto de gobierno o sistema económico pero confía a los laicos la misión de que trabajar para que las instituciones contribuyan a la justa convivencia, el bien común y el respeto a los valores morales”.

En el marco de la inauguración, el presidente de la ACdP y del CEU, Carlos Romero, ha leído públicamente una carta en la que el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, felicitaba expresamente a los organizadores y participantes por la iniciativa y el tema del Congreso, además de desear el mayor de los éxitos en esta nueva edición. Más información: www.ceu.es/congreso

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.