Iglesia en España Nacional

Comienza el jubileo del Camino Ignaciano

camino-ignaciano
Comienza el jubileo del camino ignaciano: de Loyola a Manresa siguiendo los pasos de San Ignacio
Ayer comenzaba la tradicional Novena de San Ignacio en el Santuario guipuzcoano de Loyola. Cada novena tiene su lema y este año, en consonancia con el primer Año Jubilar del Camino Ignaciano, se ha escogido: “Íñigo peregrino en busca de Dios”.

Y es que la festividad de San Ignacio, el próximo 31 de julio, marcará el inicio de este primer año jubilar, que se alargará hasta el 31 de julio de 2016. Los actos de apertura se celebrarán en el mismo Santuario de Loyola y en la Cueva de San Ignacio de Manresa, puntos de inicio y final de la ruta de peregrinación que hizo San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, en 1522.
En Manresa, el inicio del Año Jubilar tendrá lugar el mismo día de San Ignacio, el viernes 31 de julio a las ocho de la tarde, con una Eucaristía solemne presidida por el Abad de Montserrat, Josep María Soler, y concelebrada por el delegado de los Jesuitas en Cataluña, Llorenç Puig, el arcipreste de Manresa, mosén Juan Antonio Castillo, el rector de la Seu, mosén Antoni Boqueras, el Superior de la Cueva de San Ignacio, padre Lluís Magriñà y el director de la Obra Apostólica Camino Ignaciano, padre José Luis Iriberri.
Antes de la Eucaristía se procederá a la apertura de la puerta jubilar. Se trata de la puerta de forja y piedra del año 1625, que dio acceso a la Cueva de San Ignacio desde ese año y hasta principios del siglo XX, momento en que se sustituyó. Ahora, con la reciente remodelación del espacio de la Cueva, la puerta se ha restaurado y se ha ubicado en el espacio de acogida que el visitante encuentra antes de llegar a la Cueva. Quedará abierta durante todo el año y los peregrinos la podrán cruzar como signo jubilar, de empezar una vida de gozo y reconciliación. Se trata de un gesto sencillo pero dotado de un profundo simbolismo dentro de la tradición de los jubileos, ya que al cruzar la puerta el peregrino se reconcilia consigo mismo, con Dios y con los demás. Por ello es especialmente significativo que se trate de una puerta que durante casi tres siglos fue el acceso al lugar santo de la Coveta, donde Ignacio oraba durante su estancia en Manresa.
El inicio del Año Jubilar llega precisamente cuando la Cueva estrena un nuevo aspecto tras las obras de remodelación que se han hecho con el objetivo de devolverla a la austeridad original, recuperando la atmósfera de roca y piedra, y respetando los elementos que la tradición histórica y artística ha ido aportando a la Cueva.
En torno a la festividad de San Ignacio habrá otras actividades organizadas por la Cueva de San Ignacio, el ayuntamiento de Manresa y entidades de la ciudad. Entre ellas, este sábado 25 de julio tendrá lugar en el Museo Comarcal la representación de una obra teatral escrita por Xavier Melloni, jesuita de la comunidad de Manresa y durante estos días se celebrarán visitas, actividades y Eucaristías en diversos lugares ignacianos.
El Camino Ignaciano es una propuesta de peregrinación que rememora el itinerario que Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde su casa natal en Loyola, en Guipúzcoa, hasta Manresa, con el objetivo de llegar a Tierra Santa. Esta ruta de 700 kilómetros, que están impulsando ahora diversas instituciones públicas y privadas, se ofrece a todos los peregrinos de nuestro tiempo que quieran vivir una experiencia de crecimiento personal.
OMPRESS-GUIPÚZCOA (23-07-15)
Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.