Revista Ecclesia » Comentario del libro El camino del Alma hacia al Amor, por Fernando Caballero Chacón
Cultura

Comentario del libro El camino del Alma hacia al Amor, por Fernando Caballero Chacón

Reseña del libro El camino del Alma hacia al Amor, por Fernando Caballero Chacón

El camino del Alma hacia al Amor, el último libro del periodista y sacerdote Miguel de Santiago (Fuentes de Nava, 1948) contiene a su vez tres libros.

Titulado El camino del alma hacia el Amor. Obra poética y comentarios (Universidad Pontificia de Salamanca, 2012; 580 páginas, 40 euros), el primer libro está formado por la obra poética completa del autor, formada por Catálogo de insomnios (1976), Parábolas del sueño (accésit del XIV Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística en 1994 y publicado en 1996), Vigilia (XVI Premio Mundial

Fernando Rielo de Poesía Mística en 1996 y publicado en 1997), Recordatorio (XV Premio de Poesía Antonio Machado, 1997), Variaciones sobre una partitura de Vivaldi (Premio Provincia de Guadalajara en 2001 y publicado en 2002) y La siega, hasta ahora inédito. Precisamente, este es el segundo libro, y el tercero lo forman los comentarios que el autor escribe sobre su obra, lo que implica precisión y certeza a la hora de valorar los poemas, además de proporcionar unas claves que ubican al lector en el contexto personal, intelectual y teológico en que fueron escritos.

Miguel de Santiago es un escritor de dos vocaciones, la literaria y la religiosa. La que para otros sería una tercera, la periodística, no es más que una profesión, que ha ejercido en diferentes medios y soportes, siempre unida a la información religiosa. La doble vocación literaria y religiosa se encuentra asimismo estrechamente relacionada.

 

Su poesía tiene una marcada dimensión teológica. El poeta terracampino sitúa su obra en el contexto de la reconciliación del arte y la belleza con la Iglesia, avalada por el Concilio de Vaticano II y los tres últimos papas: Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Los poemas de Miguel de Santiago forman parte, según él mismo destaca, de la comunicación de la experiencia de lo sagrado.

Son textos que profundizan en esa experiencia, en la comunión del ser humano con el ser divino, en el camino del alma hacia el Amor, como señala el título de libro. Un camino de palabras, de sensaciones, de fe, de metáforas y de belleza.

Dos de los libros del poeta han sido reconocidos uno con el accésit y otro con el Premio de Poesía Mística Fernando Rielo, lo que pone de manifiesto otra condición de esta obra poética: un misticismo que él entiende como la unidad del alma con la divinidad a través de experiencias intensas. Intensidad es uno de los muchos términos que definen la obra de Miguel de Santiago, intensidad desde el plano religioso, mediante esa experiencia de comunicación de lo sagrado, y literario, a través de una gran riqueza imágenes y sugerencias, de sutilidades y de figuras, sin apartarse de la necesaria comunicación que todo mensaje religioso conlleva para su comprensión.

 

Miguel de Santiago ha cerrado con este libro una parte de su producción, que le ha valido para convertirse en un gran poeta religioso, con un sólido y estructurado discurso espiritual que le acredita como un excelente autor místico, de lectura muy recomendable para católicos y no católicos, porque esta es una obra que si se excluye el componente religioso, todavía destacaría por una evidente y cualitativa dimensión literaria.

 Fernando Caballero Chacón

 Fuente: Iglesia en Palencia, nº 594, segunda quincena abril 2013



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa