Revista Ecclesia » Coloquio Internacional Interreligioso sobre la complementariedad, base del matrimonio y la familia
Santa Sede

Coloquio Internacional Interreligioso sobre la complementariedad, base del matrimonio y la familia

Coloquio Internacional Interreligioso sobre la complementariedad, base del matrimonio y la familia

”Complementariedad es una palabra preciosa, con múltiples significados. Puede referirse a diferentes situaciones en las que un elemento complementa a otro o suple una carencia. Sin embargo, la complementariedad es mucho más que eso” -ha dicho el Papa esta mañana a los participantes del Coloquio Internacional Interreligioso sobre la Complementariedad entre el Hombre y la Mujer, promovido por la Congregación para la Doctrina de la Fe y en colaboración con los Pontificios Consejos: para la Familia, para el Dialogo Interreligioso y para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

”Esta complementariedad -ha continuado Francisco- es la base del matrimonio y la familia, que es la primera escuela en la que aprendemos a apreciar nuestros dones y los de los demás y en que comenzamos a aprender el arte de vivir juntos. Para la mayoría de nosotros, la familia es el lugar principal donde empezamos a ”respirar” valores e ideales, así como a darnos cuenta de nuestro potencial de virtud y caridad. Al mismo tiempo, como sabemos, las familias son un lugar de tensiones: entre egoísmo y altruismo, entre razón y pasión, entre los deseos inmediatos, y los objetivos a largo plazo. Pero las familias proporcionan también el contexto en que resolver dichas tensiones”.

El Pontífice ha hablado de la crisis que actualmente sufren el matrimonio y la familia, y ha recordado que en la cultura de lo provisional en que vivimos, cada vez más personas renuncian al matrimonio como compromiso público. ”Esta revolución en las costumbres y la moral a menudo ha ondeado la bandera de la libertad, pero en realidad ha traído devastación espiritual y material a innumerables seres humanos, especialmente a los más vulnerables. Cada vez es más evidente que el declive de la cultura del matrimonio está asociado con un aumento de la pobreza y con una serie de muchos otros problemas sociales que afectan en gran proporción a las mujeres, los niños y los ancianos”. De igual modo ha explicado que la crisis de la familia ha originado una crisis ecológica humana, a consecuencia de la cual los ambientes sociales, como los ambientes naturales, necesitan ser protegidos, y ha destacado la necesidad indispensable de ”promover una nueva ecología humana”.

”Se debe insistir en los pilares fundamentales que sostienen una nación: sus bienes inmateriales -ha añadido-. La familia, sigue siendo el fundamento de la convivencia y la garantía contra la desintegración social”. Y hablando de los niños ha subrayado que tienen derecho a crecer en una familia con un padre y una madre, capaces de crear un ambiente adecuado para su desarrollo y su madurez emocional. De los jóvenes -que representan el futuro- ha dicho que es importante que no se dejen involucrar en la mentalidad dañina de lo provisional y sean revolucionarios con el valor de buscar un amor fuerte y duradero.

Antes de finalizar, Francisco manifestó el deseo de que este coloquio ”sea fuente de inspiración para todos aquellos que buscan sostener y reforzar la unión del hombre y de la mujer en el matrimonio como bien único, natural, fundamental y bello para las personas, familias, comunidades y sociedades”, y confirmó su próxima participación en el VIII Encuentro Mundial de las Familias de Filadelfia (E.E.U.U.), en septiembre de 2015.

Ciudad del Vaticano, 17 noviembre 2014 (VIS).-



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa