Internacional

Colombia: “Tenemos que ser capaces de perdonar”, exhorta monseñor Luis Augusto Castro Quiroga

Colombia: “Tenemos que ser capaces de perdonar”, exhorta monseñor Luis Augusto Castro Quiroga

El Departamento de Animación Misionera y la Comisión de Conciliación Nacional de la Conferencia Episcopal de Colombia, viene desarrollando desde el pasado lunes el “Taller formación y acompañamiento a sacerdotes, religiosos,  religiosas y laicos, agentes de pastoral en las zonas y campamentos de concentración de las Farc-ep en el marco de los acuerdos de paz que se adelantan en La Habana”.
En este contexto, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, agradeció y animó la tarea evangelizadora que sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos están adelantando en las 23 zonas de concentración donde estarán las Farc-Ep.

El prelado inició su intervención describiendo la palabra HAVAS, que como él mismo lo explicó es una simple palabra de cinco letras, pero que cada una de ellas desarrolla un significado importante para el momento que está viviendo el país.  HAVAS: Humanización, Acercamiento a Dios, Valentía, Aprecio y Servicio

Monseñor Castro Quiroga, recordó que la humanización nos pide un cambio de percepción, no sólo sobre las víctimas sino también sobre los victimarios.

“Los guerrilleros han sido vistos por muchas personas como animales, y esto es comprensible, entonces queda esa percepción en la gente dolida.  El esfuerzo que hay que hacer en todo Colombia es ir pasando de ver a un animal, para ver  un ser humano”, afirmó el también arzobispo de Tunja.

“Que así como Moisés se acercó a la zarza y escuchó a Dios, que también toda esta gente cuando se acerque a toda esta experiencia pueda escuchar a Dios. De ahí la importancia de la presencia de ustedes, quienes serán un signo de la presencia de Dios, a ellos hay que llevarlos a la alegría (…) y en las víctimas este proceso incluye poco a poco ir siendo capaces de perdonar”, aseveró.

Les recordó a los presentes que todo lo que está por acontecer en el país y de manera especial en las zonas de concentración, será un signo de valentía que todo el país tendrá que ir asumiendo, pero resaltó de manera especial a los guerrilleros quienes tendrán que dar ese paso de valentía para enfrentar a la sociedad.

“Hay que ayudarlos a ir generando una valentía interior que no se expresa con armas, ni con signos de poder, sino con una fuerza moral especial y a eso hay que llevarlos (…)que bonito que hayan estos signos de acogida con aquellas personas que le dieron la espalda a la sociedad colombiana”, finalizó monseñor Castro.

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.