Iglesia en España Noticias

Claves pastorales de la diócesis de Palencia: Avanzar en la opción misionera y el protagonismo laical

La programación diocesana de Palencia está marcada por dos claves: avanzar en la opción misionera y avanzar en el protagonismo laical. Son los dos ejes que salieron esta mañana en el encuentro diocesano organizado hoy en en el seminario menor y en el que participan cerca de 350 personas. Por una parte, la opción misionera, que como indica el Papa, «para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación» y para colocar « a los agentes pastorales en constante actitud de salida y favorezca así la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús convoca a su amistad». Y la segunda clave, el protagonismo laical. La Iglesia de Palencia quiere trabajar en la «consolidación de un laicado maduro y comprometido», pero también en el reconocimiento del compromiso y participación de los laicos en la vida de la Iglesia y la sociedad. Así, la diócesis quiere avanzar, por ejemplo, en la «presencia activa y responsable de los laicos en los distintos espacios y tareas eclesiales», o en su «implicación en los ámbitos de responsabilidad diocesana y en la toma de decisiones».

Según indicó la oficina de información de la diócesis, el encuentro lleva el mismo lema que la programación diocesana de este curso 2019-2020: «Caminando y cantando… melodías de vida y esperanza». Al Encuentro han sido convocados los Equipos de las delegaciones y secretariados de la Diócesis de Palencia, los miembros de los Consejos Pastorales de todas las zonas de la Diócesis, así como religiosos y agentes de Pastoral (catequistas, militantes, profesores, animadores…) y toda persona que se ha querido sumar a participar.

Tras la acogida en el seminario menor, el obispo diocesano, Manuel Herrero, ha saludado a los participantes y les ha animado a «disfrutar, a vivir este día de encuentro como una experiencia gozosa, que nos lleve a volver a nuestras casas y comunidades con ánimo esperanzado, para seguir caminando juntos, para seguir cantando juntos».

Una Pastoral de futuro

La charla marco la ofreció el salesiano Santiago Domínguez, director de la obra salesiana en Villamuriel, Palencia y Astudillo) que, tras hacer una breve referencia a la programación diocesana, ha planteado cómo avanzar en una «Pastoral de futuro». Tomando como partida el Sínodo de los jóvenes y la exhortación Christus Vivit, el salesiano ha incidido en «recuperar el concepto de comunidad, de familia, de casa… cuidando la proximidad, la cercanía, el lenguaje, acompañando, compartiendo, escuchando». Asimismo, ha resaltado la especial importancia de la «sinodalidad», y «no solo por lo que aparece en los documentos, sino en cómo fue el proceso del Sínodo de los Jóvenes». Un proceso en el que se animó, fomentó y pusieron medios para asegurar la participación de los jóvenes, de los laicos.

También ha apuntado la clave de una Iglesia Misionera que cuide la participación y sea más una pastoral “con” que una pastoral “de”; una pastoral valiente en la que todo el mundo pueda aportar, que trabaja en red, que se coordina y colabora; una pastoral que nos anime a ser, con nuestra vida, testigos creíbles de lo que anunciamos; una pastoral “popular” que construya espacios inclusivos en los que podamos caber todos, y todos puedan encontrar un sitio; una pastoral que cuide el “acompañamiento” a cada persona, para que ésta puede encontrar y desarrollar a la vocación en la que está llamada en la vida; una pastoral que cuide la vida de oración y nos lleve al compromiso; una pastoral que nos lleve a Jesús, al Evangelio, a la santidad.

Por último, ha dedicado una parte a hablar de cómo desarrollar y crecer en la participación de los laicos en la vida y misión de la Iglesia, recordando que «todos nacemos a la Iglesia como laicos».

Print Friendly, PDF & Email