Revista Ecclesia » Clausura el XXVIII Curso de actualización en Derecho Canónico de la Universidad de Navarra
Iglesia en España

Clausura el XXVIII Curso de actualización en Derecho Canónico de la Universidad de Navarra

Carmen Peña: “No hay contradicción entre pastoral y derecho”

-Se clausura el XXVIII Curso de actualización en Derecho Canónico de la Universidad de Navarra

 La profesora de la Universidad Pontifica de Comillas, Carmen Peña, ha afirmado que con la publicación del Motu Proprio “Mitis Iudex” se recupera en la persona del Obispo la dimensión pastoral de la actividad judicial. “No hay contradicción entre pastoral y derecho. La función del Obispo no es exclusivamente jurídica, canónica, sino también profundamente pastoral”. La profesora intervino en el XXVIII Curso de actualización en Derecho Canónico de familia organizado por la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra.

            Explicó que aunque la conciencia eclesial acerca de la necesidad de agilizar y mejorar los procesos viene de lejos, algunos contenidos del Motu Proprio “se mantienen, entre otros: el esqueleto de la estructura de los procesos, su naturaleza judicial, el derecho de apelación, la intervención del defensor del vínculo, el valor del reconocimiento de cada una de las partes, el proceso documental”, afirmó. “Hay que redescubrir el valor pastoral de la actividad judicial. Este es el espíritu de la norma”.

            Sin embargo, el Motu Proprio “Mitis Iudex” introduce dos grandes reformas: por una parte la supresión de la exigencia de la duplex conformis, eso es: dos sentencias de dos tribunales distintos que verifiquen la nulidad del matrimonio, y el establecimiento de un proceso abreviado ante el Obispo diocesano.

 

Criterios del Papa Francisco que inspirarán la nueva reforma de la curia

 

            Antonio Viana, decano de la Facultad de Derecho Canónico, cerró el Curso de actualización con una intervención acerca de la Reforma de la Curia según los criterios del Papa Francisco. “Cada una refleja la influencia de la personalidad y los criterios de gobierno del Pontífice que la impulsa”, comentó, “con mayor motivo cuando se trata no de una reforma menor o de algunos dicasterios, sino que pueda afectar al conjunto de la curia”.

            El decano comentó la entrevista publicada en La Civiltà Cattolica el 19 de septiembre de 2013, en la que el Papa Francisco advierte del peligro del autoritarismo y confirma la importancia de la escucha. En este sentido promueve por una parte, la sinodalidad, no solo con la mera convocatoria periódica de sínodos, sino procurando que esas consultas sean flexibles, reales y no meramente formales, y por otra parte, la colegialidad consultiva. El Papa no duda en apostar por el viejo principio de la doctrina social católica: el de la subsidiariedad, de modo que la instancia «superior» o central (en este caso, la curia romana) no debería limitar en exceso ni absorber lo que responsablemente puede y debe ser asumido por los obispos en las Iglesias particulares y por las conferencias episcopales en algunos supuestos.

            “La curia romana, además de ayudar al Papa y a los obispos, es y debe ser inseparablemente una instancia de servicio a los fieles, que tienen derecho a ser bien atendidos cuando se dirigen a los dicasterios”, afirmó el profesor Viana. Otro aspecto que no deja de tener relevancia es la insistencia del Papa Francisco en un mayor reconocimiento del papel de la mujer, no sólo en la sociedad civil sino también en la Iglesia.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa