Iglesia en España

Clausura diocesana de Santiago de Compostela de final de curso pastoral

EL ARZOBISPO CLAUSURÓ LA ASAMBLEA DIOCESANA DE FINAL DE CURSO, UN ENCUENTRO EN EL QUE SE COMPARTIERON EXPERIENCIAS Y TESTIMONIOS

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió este fin de semana la asamblea diocesana de final de curso pastoral, un encuentro que tuvo lugar en el Seminario Menor compostelano. Allí se dieron cita las distintas realidades que conforman la Iglesia diocesana que peregrina en Santiago de Compostela en una reunión fraterna, en la que se pudieron compartir experiencias, opiniones y testimonios. Una auténtica fiesta en plena víspera de Pentecostés, día que la Iglesia consagra al Apostolado Seglar y a la Acción Católica. La jornada tuvo como hilo conductor el lema con el que se han realizado las tareas pastorales diocesanas a lo largo del curso: “Sentado a la mesa con ellos” (Lc 24,30). El ministerio de la santificación”.

 

El arzobispo indicó en su intervención de inicio de la jornada que es necesario “promover una catequesis adecuada para ayudar a comprender el valor de los sacramentos. Sobre todo en nuestro tiempo, en el cual, por un lado, parece que la fe se va debilitando y, por otro, emergen una profunda necesidad y una búsqueda generalizada de espiritualidad”. Monseñor Barrio señaló además que la parroquia sigue “un dato insuperable que ha de garantizar la vida sacramental y no reducirse a una red de iniciativas y servicios materiales”.

En un momento de su intervención, el arzobispo aludió, precisamente a esa dimensión de la religiosidad popular. Dijo que “el sentir religioso no desaparecerá jamás porque no se puede eliminar del corazón del hombre la promesa sobre el significado de la propia vida: es la pregunta sobre el misterio. Esto se traduce en religión que lleva al vínculo entre religión y pueblo”. La pertenencia a la comunidad de la Iglesia fue también referencia común en las tres personas que dieron testimonio de su particular llamada a la santidad en su vocación personal: José Daniel Pérez, un joven sacerdote diocesano de la parroquia de Muros; Susana Castillo, religiosa en la Fundación Hogar Santa Lucía; y Pilar Domínguez, casada y madre de familia numerosa.

Santiago, 10 de junio de 2019.-

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.