Iglesia en España Nacional

Clausura del IV Congreso Internacional Teresiano, 8 de septiembre

clausura-congreso-teresiano

Clausura del IV Congreso Internacional Teresiano, 8 de septiembre

Después de casi 7 días de intenso trabajo congresual, ha llegado a su fin el IV Congreso Internacional Teresiano. La jornada de clausura se ha destacado por su sencillez y su riqueza. Las casi 30 conferencias impartidas en estos días fueron concluidas con la intervención de la carmelita descalza, Hna. Belén Jiménez, del Carmelo de Málaga. Su intervención apuntó a señalar la dimensión actual y testimonial del libro de las Moradas, tal como hoy es acogido y vivido como un reto constante en las comunidades del Carmelo.

Seguidamente una mesa redonda compuesta por diversos participantes en el congreso, se forjó entorno a la dimensión pastoral y de acompañamiento que hoy tiene y puede tener la obra teresiana en relación con diversos retos de la vida: hubo testimonios desde el mundo de la cultura, del diálogo interreligioso, de la vida monacal, del trabajo con los niños y jóvenes y del trabajo peculiar en el ámbito de las adicciones y de las cárceles.

Fue el director del CITeS el encargado de decir la última palabra de la clausura, subrayando el agradecimiento a cuantos han hecho posible la buena marcha de todo el congreso. Entre sus palabras podemos citar las siguientes, que sintetizan la gran riqueza de cuanto se ha vivido a lo largo de todos estos días: “Hemos abierto los ojos a una realidad que necesita ser nuevamente evangelizada, necesitada más que nunca del “libro vivo” de Teresa. Hemos conocido desde la realidad material del manuscrito –signo de fidelidad en medio de los siglos- y de pervivencia de un modo de escribir que en lo material nos habla de una personalidad entregada a los demás; su historia –nada fácil- nos confirma en la fuerza y validez de esa posibilidad de encontrar el cielo en la tierra; su experiencia remite a lo más auténtico de una tradición que siempre ha querido favorecer la realización en plenitud del ser humano, aunque no hayamos sido capaces de escucharlo: la Escritura, Cristo, la trinidad, y su experiencia viva en los Padres, en la tradición mística cristiana y en la mística judía e islámica; Teresa nos muestra un itinerario abierto a todos, encarnado en la historia de cada uno, que busca rescatar lo más bello y grande de lo que somos, de lo que nos define, conocernos, amarnos, sanarnos… Un itinerario que ofrece a las gentes de todas las culturas y de todos los tiempos un camino cierto, valido, capaz de abrirnos, aunque sea transversalmente, caminos hacia lo que más anhela cada corazón humano, sin perder de vista el realismo de que en el camino, la cruz y la noche también forman parte, para ser integrada y esclarecida. Y es que Teresa con su Moradas ilumina todas las dimensiones del ser humano, su capacidad creativa, en el arte, la poesía, la arquitectura, la música y el teatro; en el redescubrimiento de la belleza, la naturaleza, las flores,…; pero, sobre todo en el redescubrimiento de la belleza del ser más bello, el ser humano: creado a imagen y semejanza de Dios. Y eso hace a Teresa capaz de dialogar con cualquiera que lo desee, y le lleva a Teresa a implicarnos en el hoy, en el hermano.”

Balance final

EN el congreso han participado presencialmente personas de 31 países de los cinco continentes, y durante la celebración del mismo más de 250 personas han pasado por el aula de conferencias. El seguimiento on-line también ha superado a los años anteriores, tanto en subscripciones, casi 400 de más de 40 países, como en las descargas de las conferencias que prácticamente han triplicado la edición anterior. Se calcula que vía directa más de 5000 personas han seguido too o parte del congreso on-line, transmitido en cuatro lenguas.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email