Diócesis Iglesia en España

Clausura del Encuentro de Jóvenes de Jaén

Don Amadeo clausura el encuentro de jóvenes

 En la víspera del Día del Seminario, y como conclusión a la campaña vocacional que los seminaristas han llevado a cabo durante la pasada semana, en el Arciprestazgo de Arjona, el sábado tuvo lugar el Encuentro diocesano de jóvenes, “Jóvenes misioneros de los jóvenes”.

Organizado por la Delegación de Vocaciones, la jornada, en la que participaron un centenar de jóvenes de toda la Diócesis, concluía en el Santuario de la Virgen de la Alharilla, hasta donde peregrinaron desde la vecina Porcuna por la mañana.

El Obispo diocesano, Don Amadeo Rodríguez Magro, presidió la Eucaristía en la que estuvo acompañado del Vicario General; el Rector y Vicerrector del Seminario; el Arcipreste de Arjona y sacerdotes de las parroquias vecinas donde los seminaristas han desarrollado la campaña vocacional esta pasada semana.

 

El Obispo, que saludó a los jóvenes antes de comenzar la Eucaristía, quiso dar las gracias a los catequistas y a los grupos Kairós que habían participado, así como a los miembros de la Junta de Gobierno de la Cofradía de Nuestra Señora de Alharilla, coronada, para después dirigirse a los jóvenes.

 

“La Palabra de Dios ha sido dicha para nosotros, y no puede pasar por nosotros sin que llegue a nuestro corazón”. El Obispo explicó, “todo lo que viene de Dios, trae amor de Dios. Dios es aquel que habla con nosotros como un amigo habla con otro amigo”. Y añadió, “Debemos acercarnos a la Palabra de Dios para encontrar el verdadero rostro de Dios”.

 

Después, haciendo referencia al pasaje de la Transfiguración, Don Amadeo les dijo a los jóvenes, “la venida de Jesús al mundo es para todos nosotros y para cada uno de nosotros”. En este sentido, añadió, “la Transfiguración, los apóstoles vieron a Jesús de otra manera, lleno de luz. Y esto le sucedió mientras estaba orando, mientras estaba unido a su Padre. Pedro Santiago y Juan vieron la gloria misma de Dios, pero lo más importante que hoy nos dice este texto del Evangelio es que la gloria de Dios no es solo para Él, sino que si Jesucristo vino al mundo es para hacernos llegar a nosotros su gloria y hacernos participar en ella”.

El Prelado quiso recordar a los jóvenes que “la relación con Dios nos transforma, nos cambia”. Después de recordar la Misión en la que la Diócesis está inmersa, les recordó a los presentes que el futuro de la Iglesia y de la sociedad pasa por los jóvenes. “Estamos muy preocupados por el olvido de Dios y por el olvido de Jesucristo de tantos y tantos jóvenes que viven como si Dios no existiera”, a la vez que dio un mensaje de esperanza. “¿Sabéis dónde está la solución de un renacer de la fe, de un reencuentro con Jesucristo. La solución está en vosotros: Solo los jóvenes pueden ser evangelizadores de los jóvenes. Solo vosotros, con vuestros testimonio de vuestra vida podréis llevarlo a los demás. Queridos jóvenes, sed misioneros, no tengáis miedo”. 

La Eucaristía, que contó con el acompañamiento musical de un hermoso coro, con  concluyó con un canto a la Virgen, Nuestra Señora de la Alharilla coronada.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email