Iglesia en España Nacional

Clausura del 2º Encuentro Entrecongresos de ECM (Escuelas Católicas de Madrid)

La innovación en la escuela no es una opción, es una necesidad indiscutible

Involucra a las familias, entusiasma y refuerza la identidad y la pastoral

 

Los días 16 y 17 de noviembre más de 500 educadores, directores y titulares de Escuelas Católicas de Madrid (FERE-CECA y EyG de Madrid) han debatido y reflexionado sobre la innovación en la escuela bajo el lema “Una escuela innovadora, una escuela con futuro”. Ha sido un trabajo intenso en el que se han podido conocer experiencias muy interesantes de innovación y enfoques pedagógicos distintos. Una de las principales conclusiones ha sido la necesidad de mayor autonomía pedagógica y de gestión para poder innovar.

Precisamente a esa autonomía se ha referido en el acto de clausura Javier Restán, director general de Becas y Ayudas de la Comunidad de Madrid, quien ha asegurado que desde la Comunidad de Madrid se cree firmemente en la autonomía, y ha pedido un voto de confianza a los centros para que la Consejería de Educación pueda, poco a poco, logar mayores cotas de autonomía para los centros. Destacó, asimismo, los carismas fundacionales de las congregaciones como verdaderas fuentes de innovación y riqueza.

El acto de clausura tuvo además un momento emotivo con la entrega de placas a los 21 colegios que este curso se han incorporado al programa de Innovación de ECM “43.19” con el que la institución se compromete a acompañar y ayudar a aquellos centros con verdadero compromiso innovador.

La síntesis del trabajo realizado durante estos dos días de ponencias, talleres y debates ha quedado reflejado en las siguientes conclusiones, leídas en el acto de clausura de este 2º Encuentro:

 

1) La innovación pedagógica y organizativa de los centros no es una opción; es una necesidad. Una actitud de futuro, de apertura, de sensibilidad.

 

Siguiendo con la conclusión del II Congreso de Escuelas Católicas de Madrid, celebrado en noviembre de 2010, la innovación pedagógica y organizativa no es una opción; es una necesidad indiscutible. Las necesidades de nuestra escuela, de nuestros alumnos, de nuestros entornos, implican una necesidad de apertura y sensibilidad hacia nuestros entornos, hacia nuestros contextos, en definitiva, hacia el futuro.

 

Las Escuelas Católicas de Madrid renuevan hoy su compromiso de estar atentas y vigilantes a estos contextos, a estas nuevas necesidades que nos plantean nuestros alumnos, sus familias, nuestros profesores… En definitiva, la sociedad madrileña que nos acoge.

 

2) La innovación, un compromiso del conjunto de la comunidad educativa, que necesariamente parte de la titularidad y del equipo directivo, y que involucra a las familias.

 

Pero la innovación no es un camino fácil. Es una actitud de inquietud, de rebeldía, de vigilancia y atención permanente. Un camino lleno de “metas volantes”, pero con una meta final que se desplaza conforme vamos avanzando.

 

Por ello, en este 2º Encuentro Entrecongresos de ECM, se ha visto la necesidad de que estos caminos se recorran con un indispensable compromiso institucional, que debe partir de la titularidad e imbricar a todos los miembros de la comunidad educativa, incorporando necesariamente a las familias. Sin estas últimas, resulta imposible alcanzar éxito en la mejora permanente de nuestra actividad y resultados. Es necesario, pues, conquistar su complicidad e incorporarlas de forma sustantiva y original a los procesos educativos y a la propia organización de los centros.

 

3) La innovación, búsqueda de novedad, de frescura, de respuesta… fuera de nuestros centros; pero también dentro de ellos… Comunidades, redes…

 

La innovación, o lo que es lo mismo, la vigilancia de las nuevas necesidades y la articulación e implantación de nuevos recursos y modelos educativos, exige una actitud contagiosamente entusiasta de quienes la emprenden y lideran.

 

Es necesario, pues, apoyar y secundar a quienes, en nuestras titularidades, equipos directivos y claustros, asumen los riesgos propios del cambio y de la mejora permanente. Y es necesario hacerlo de forma concreta, impulsando la observación de las nuevas corrientes y tendencias que, en el ámbito de la organización pedagógica, se están generando permanentemente en el mundo educativo, tanto fuera de nuestras fronteras, como dentro de ellas e, incluso, dentro de nuestros propios centros.

 

Desde Escuelas Católicas de Madrid, renovamos nuestro compromiso de atención a la creatividad y a las nuevas tendencias, pero también, y muy especialmente, a la atención y transmisión de los avances e innovaciones que se producen en nuestros propios centros, promovidas por miles de profesionales que, día a día, se esfuerzan por cambiar y mejorar. En tal sentido, el Programa de Innovación “Competencia 43.19” renueva su compromiso de impulsar la innovación, y de hacerlo “en red” y “con red”, es decir, buscando la mayor coordinación, colaboración y acompañamiento entre centros e instituciones.

4) La innovación, una actitud y propuesta trasversal, que refuerza nuestra identidad y contagia nuestra actividad pastoral.

 

Los participantes en este II Encuentro ENTRECONGRESOS reiteran que la innovación debe ser, ante todo, una actitud vigilante e inquieta, que persiga la mejora permanente y, sobre todo, que refuerce nuestra identidad.

 

En tal sentido, es imprescindible reflexionar de forma exigente acerca de la evaluación y mejora de la actividad pastoral de nuestros centros.  Es necesario ser rebelde con formatos y metodologías obsoletas, y articular la pastoral en torno a lenguajes y formatos que nos acerquen a las necesidades y posibilidades de nuestros alumnos y familias. Como se comentó durante el Encuentro, ¿nos imaginamos una pastoral por competencias…?

 

Sin duda, de poco sirve la tensión creativa en lo anterior, si ésta no se vuelca en el refuerzo y mejora de nuestra identidad y de nuestro Anuncio de Jesús.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email