popular
Diócesis

Cientos de murcianos acogen a la Virgen de la Fuensanta en su llegada a Murcia

 Mons. Lorca Planes: “aquí tenéis el regazo de una Madre que os ama entrañablemente y os acercará al Corazón de Dios”

“Murcianos, ¡la Madre ya está aquí!”. Así anunciaba el Obispo de la Diócesis de Cartagena, Mons. D. José Manuel Lorca Planes, la llegada de la Virgen de la Fuensanta a la Catedral de Murcia en la tarde de ayer, 30 de agosto.

En romería desde su Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, la Patrona de Murcia descendió hasta el corazón de la ciudad acompañada de numerosos romeros. Sobre las siete y media de la tarde llegaba “La Morenica” a la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, donde la esperaban las autoridades religiosas, civiles y militares, junto a una multitud de fieles que aguardaban en la iglesia. La Virgen fue recibida con la tradicional lluvia de pétalos de rosas que sellaban los adornos de su corona y su manto.

Desde la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, partieron en procesión con las autoridades y feligreses hacia la Santa Iglesia Catedral. En la Plaza Belluga, la Virgen se detuvo ante la Capilla de la Adoración Perpetua, donde con las puertas abiertas esperaba su Divino Hijo Sacramentado.

Engalanada de “vivas”, piropos y aplausos, la Fuensanta hizo su entrada en la Catedral. Portada en procesión por el claustro, fue depositada en al Altar, donde el Obispo Diocesano le dio la bienvenida, asegurando que “era un regalo poder celebrar juntos su venida”. “Aquí tenéis el regazo de una Madre que os ama entrañablemente y os acercará al Corazón de Dios”. Mons. Lorca Planes precisó que “va a tener preferencia lo que le digamos a Dios a través de Ella”. El Pastor propuso para estos días “escuchar a Dios”, pidiéndole que acreciente nuestra fe. “Que estos días sean una oportunidad para aumentar nuestra condición de Hijos de Dios y estrechar aún más nuestros lazos”- añadió antes de clamar: “¡Viva la Virgen de la Fuensanta!”

En la Catedral, muchos murcianos se unirían en la acción de gracias, no sólo por la oportunidad de poder compartir aquel momento junto a su Madre, sino porque nada más llegar, la Virgen ya regaló a Murcia la lluvia, tan esperada, especialmente durante estos calurosos días. Una “lluvia de gracias”, la que ayer derramó el Cielo a través de la Fuente Santa.

 

Cristina Abbad Luengo

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email