Internacional

Chile: Llamado a la paz y el entendimiento hizo en Santiago Arzobispo Ortodoxo de Jerusalén

Chile: Llamado a la paz y el entendimiento hizo en Santiago Arzobispo Ortodoxo de Jerusalén

– En un encuentro organizado por la Academia de Líderes Católicos en la Pontificia Universidad Católica, personeros laicos y eclesiásticos sostuvieron este lunes un diálogo con el Arzobispo ortodoxo de Jerusalén, Eminentísimo Atallah Hanna, en la sala de audiencias de ese plantel.

En su intervención de saludo, el pastor palestino afirmó que “el logro de la paz debe ser logro como resultado de la justicia” y que “cuando se ausenta la justicia no puede haber una paz justa y duradera. Tanto cristianos como musulmanes es un derecho para nosotros como pueblo palestino vivir en Tierra Santa libre. Las Iglesias de Jerusalén siempre han sido celosas de proteger los derechos humanos, de luchar por la libertad y por la dignidad humana”.

Luego, el arzobispo ortodoxo indicó que “nosotros estamos orgullosos de pertenecer a Palestina, de donde surge el cristianismo, que es la religión del amor. Nos sentimos orgullosos de nuestra pertenencia al pueblo palestino, cuya causa es justa y es la causa de todos los libres del mundo. Pedimos vuestras oraciones hacia el pueblo palestino y por todos nuestros países árabes que sufren el extremismo, la violencia y el terrorismo en Siria, Irak, Yemen, Libia y otros países”.

Más adelante expresó el deseo de palestinos de detener las guerras. “El ser humano no nació para hacer la guerra, nació para vivir en paz, armonía y amor entre los seres humanos. La voz de los cristianos en Palestina siempre será una voz llamando al amor, al cariño y al entendimiento, lejos del racismo y del odio, desde todas las religiones nuestro deseo es que recemos siempre por el amor, por el cariño entre los seres humanos. Nuestras religiones no nacieron para hacer diferencias ni para dividir a los seres humanos, deben ser puentes de unión y fraternidad entre los seres humanos, y es lo que debemos hacer y segur realizando como religiones, unir a la gente en una sola humanidad, con un espíritu de fraternidad y amor, y nosotros, como pueblo palestino amamos nuestra libertad y la vida. No somos sinónimo de terrorismo ni de violencia. Nosotros amamos Tierra Santa y pertenecemos a ella. Palestina sobresalía y destacaba por la unidad y el amor de su pueblo”.

El cardenal Francisco Javier Errázuriz respondió este saludo y le expresó al arzobispo ortodoxo que puede tener la seguridad “que nosotros compartimos esas causas nobles por las cuales usted ha luchado, participando en agrandes asambleas ecuménicas y en organismos de diálogo entre musulmanes y cristianos. Nos alegra mucho que en la tierra donde vivió Jesucristo se dé esta fraternidad entre diversos los obispos, que son todos sucesores de los apóstoles. Gracias también por su compromiso por la causa palestina, con su propio pueblo”.

Entre los asistentes estaban, además, José Antonio Rosas, director general de la Academia de Líderes Católicos, organizadora del encuentro; los obispos de San Bernardo y de San Felipe; el Obispo prelado de Illapel, monseñor Jorge Vega, encargado del diálogo interreligioso; el embajador de Palestina en Chile, Imad Nabeel Jada’a, y otras autoridades civiles y religiosas.

– Destruir muros con el amor

Al tomar de nuevo la palabra, el arzobispo ortodoxo, recordó que “Jesucristo desde su nacimiento hasta su muerte caminaba por las calles de la ciudad de Palestina anunciando el amor, la cultura de la paz entre los seres humanos. Cuando visitó Jericó se reunió con los necesitados, con los pobres, con los que muchos necesitaban”.

También señaló que las Iglesias de Jerusalén “siempre han estado del lado de la causa del pueblo palestino, que es una causa justa. Somos la Iglesia de la tolerancia y rechazamos cualquier forma de extremismo, de terrorismo, porque nuestra Iglesia ha nacido para el entendimiento, la comprensión y la tolerancia entre todos”.

Finalmente, el pastor ortodoxo enfatizó que las tres religiones monoteístas “deben existir para la comprensión, la tolerancia y los encuentros entre ellas, para así evitar guerras y conflictos y no crear aun más conflictos que los ya existentes” y que los muros que se levantan para dividir “serán destruidos con nuestro amor, tolerancia y entendimiento”.
Durante el almuerzo los participantes dialogaron con el arzobispo sobre la realidad palestina.

Fuente: Comunicaciones Santiago, Portal de la Iglesia en Chile

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.