Iglesia en España Nacional

Celebraciones Jubilares en la Universidad de la Mística – CITeS

Celebraciones Jubilares en la Universidad de la Mística – CITeS

El domingo 17 de febrero dos acontecimientos de especial importancia se daban la mano en la Universidad de la Mística. La tarjeta de invitación mostraba elocuentemente un 50 y 10. Dos números redondos que sirvieron para que más de 200 personas de dieran cita en la Capilla de la Sma. Trinidad de la Universidad de la Mística.

La cifra menor, el 10, aludía al décimo aniversario de la inauguración oficial del edificio del CITeS. UN edificio tan particular al inicio, pero que hoy tras la exuberante vegetación pasa casi inadvertido. Pero no así las múltiples actividades y el dinamismo que se ha generado entre sus muros laberínticos. De hecho, el taxista que me acercó hasta ese lugar no dejó de decirme lo importante que había sido para su trabajo este centro; y la cantidad de gentes de todo el mundo que vienen y que siempre parten con un grato sabor de boca.

Un centro que en estos diez años de vida ha promovido de múltiples formas la gran riqueza del espíritu de Teresa de Jesús y de Juan de la Cruz. Con más de 30 congresos internacionales celebrados, con una media de más de 3000 participantes en los cursos cada año, y más de 10.000 asistentes a las diversas actividades que se organizan…

Diez años son apenas un primer paso, pero lo suficiente como para descubrir la fuerza y la importancia que tiene este centro en la formación espiritual y de valores, tanto dentro de España como en un ámbito universal.

Pero a la cifra pequeña se añadía la grande. ¡50 años! Bodas de Oro de la Profesión Religiosa del P. Rómulo Cuartas Londoño. Quién aun siendo originario de Colombia, ha dedicado la mitad de esos años a su servicio en la ciudad de Ávila y en el CITeS. Años que no han hecho disminuir ni un ápice su entrega generosa, su movilidad, y su incansable sentido del humor.

50 años, como él mismo recordó en su homilía, fundados en la profunda confianza en Cristo, y por ello entregado sin complejos a su servicio. No cabe duda de que nuestra ciudad de Ávila también se goza con todo lo que día tras día ha entregado y sigue entregando.

Dos celebraciones que han servido para dar gracias, pare reconocer la gratuidad de lo recibido, y para seguir renovando el deseo de dar y gastar la vida sirviendo. Esa es la vocación del Carmelo Teresiano. Y este centro y sus animadores están llamados a seguir siendo “una estrella que dé de sí gran resplandor”. Y ese resplandor quiere ser hoy, en medio de las páginas de este periódico, un agradecimiento a la ciudad de Ávila, a sus ciudadanos y a todas las Instituciones. Y muy especialmente al Diario de Ávila, siempre atento receptor y difusor de lo grande y bueno que sucede en nuestra tierra.

F.J.S.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email