Revista Ecclesia » Católicos y protestantes imploremos a Dios el don de la reconciliación y la unidad, aliento del Papa
Internacional

Católicos y protestantes imploremos a Dios el don de la reconciliación y la unidad, aliento del Papa

Católicos y protestantes imploremos a Dios el don de la reconciliación y la unidad, aliento del Papa

Discurso del Papa Francisco a los participantes en el conferencia organizada por la Pontificia Comisión de Ciencias Históricas «Luther 500 años después. Una revisión de la reforma
iglesia y luterana en su contexto histórico».

El Papa Francisco en la oración ecuménica en la Catedral de Lund, Suecia, el 31 de octubre de 2016 – AP

(RV, 31-3-2017).- Con su cordial bienvenida a los participantes en el Encuentro «Lutero: 500 años después», organizado por el Pontificio Comité de Ciencias Históricas, el Papa Francisco destacó, en primer lugar, su alegría y gratitud a Dios, acompañada por cierto estupor, señalando que, hasta no hace mucho tiempo, «hubiera sido impensable» un encuentro así:

«Hablar de Lutero, católicos y protestantes juntos, por iniciativa de un organismo de la Santa Sede: tocamos con mano, verdaderamente los frutos de la acción del Espíritu Santo, que supera toda barrea y transforma los conflictos en oportunidades de crecimiento en la comunión».

Haciendo hincapié en que «Del conflicto a la comunión es precisamente el título del documento de la Comisión Luterano-Católico Romana sobre la Unidad», ante la conmemoración conjunta del V centenario del comienzo de la Reforma de Lutero, el Papa subrayó la importancia de enfocar juntos esos cinco siglos:

«Profundizar seriamente sobre la figura de Lutero y su crítica contra la Iglesia de su tiempo y el papado contribuye ciertamente a superar ese clima de mutua desconfianza y rivalidad, que caracterizó, durante demasiado tiempo en el pasado, las relaciones entre católicos y protestantes. El estudio atento y riguroso, libre de prejuicios y de polémicas ideológicas, permite a las Iglesias, hoy en diálogo, discernir y asumir todo lo positivo y legítimo que hubo en la Reforma, así como distanciarse de los errores, exageraciones y fracasos, reconociendo los pecados que llevaron a la división».

Conscientes de que el pasado no se puede cambiar, afianzados en los cincuenta años de diálogo ecuménico entre católicos y protestantes, el Papa Francisco reiteró su aliento y anhelo de impulsar el diálogo y de orar por la reconciliación y la unidad:

«Hoy, como cristianos, estamos llamados todos a liberarnos de prejuicios sobre la fe que los otros profesan, con un acento y un lenguaje distintos, a intercambiarnos mutuamente el perdón, por las culpas de quienes nos han precedido,  y a invocar juntos a Dios implorando el don de la reconciliación y la unidad».

(CdM – RV)



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa