Revista Ecclesia » Católicos y científicos:Ramón Llull, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC
Opinión

Católicos y científicos:Ramón Llull, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos:Ramón Llull, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Hoy se celebra el día del beato Ramón Llull (Raimundo Lulio en español), no se sabe muy bien si laico o monje de origen mallorquín (S.XIII-XIV) al que se le atribuye la creación de la rosa de los vientos. Es el padre del Arbor Scientiae, logotipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y el Papa Francisco ha concedido un Año Jubilar con motivo del 700 aniversario de la muerte de Ramon Llull. Ese año jubilar se abre hoy.

Lo adoptó como tal José Ibáñez Martín, presidente fundador del CSIC, para representar la diversidad de ramas del saber con las que el ser humano trata de saciar su afán de conocimiento. Es también emblema de la multidisciplinariedad del CSIC, que quiere decir que emplea para la generación de conocimiento científico todas las disciplinas del saber. Se trata de un granado, cuyo fruto repleto de semillas es imagen de la fecundidad de la ciencia.

Ramón Llull fue, además de misionero, un científico polifacético. Filósofo y teólogo, escribió también poesía: más de 200 obras en total. De vida licenciosa en la corte del rey Jaime I, del que fue senescal y mayordomo real, tuvo una serie de cinco visiones de Cristo crucificado que cambiaron completamente su vida. Cursó estudios eclesiásticos. Religión en la escuela que produce un gran científico, una vez más.

El afán de conocimiento, el deseo de saber, es algo que Dios ha puesto en nuestro interior para encontrarnos con Él.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa