Opinión

Católicos y científicos: Zacarías García Villada, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Zacarías García Villada, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Zacarías García Villada (1879 – 1936) fue un sacerdote jesuita (SI), historiador medievalista y de las instituciones eclesiásticas. Tras cursar los primeros estudios en la escuela de su pueblo, pasó al colegio de los jesuitas de Carrión de los Condes (1891-1894)-RELIGION EN LA ESCUELA. Su biografía, de Guillermo Vicente y Guerrero http://www.rah.es/zacarias-garcia-villada/ que transcribo prácticamente de manera literal, se encuentra en el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de Historia, del cual también soy coautor.

El 16 de marzo de 1894 entró en la Compañía de Jesús. Inició entonces una sólida formación académica y religiosa que le llevó a estudiar en el colegio jesuita de la Merced de Burgos, en el Colegio Máximo de Oña, en el colegio de los jesuitas franceses de Jersey (Reino Unido) y en el Colegio Pio Latino- Americano de Roma . Ingresó en la Universidad de Innsbruck, en donde cursó Teología (1906-1910). RELIGION EN LA ESCUELA. En dicha Universidad austríaca comenzó sus trabajos cientificos con Emil Michael, que amplió en la Universidad de Viena (1910-1911).

Ordenado sacerdote en 1909, empezó sus investigaciones de carácter histórico en el Archivo de la Corona de Aragón (1911-1912) por encargo de la Kaiserlische Akademie der Wissenschaften de Viena. Un año después entró en la Comunidad de Areneros de Madrid. A partir de esa fecha, inició una ingente labor: redactor en la revista Razón y Fe (1914-1925), director de la Biblioteca Razón y Fe (desde 1914), fe de los fondos del Archivo de la catedral de León (1914-1918), censor de libros (1915) y redactor de Estudios Eclesiásticos (1922-1931). Tras la quema de conventos en mayo de 1931 pasó a desempeñar el cargo de rector en funciones de Areneros. Al disolverse la Compañía de Jesús (23 de enero de 1932) fundó y dirigió la Academia Didaskalion, donde prosiguió su labor docente clandestinamente. Reorientó entonces sus viejas simpatías liberales hacia los sectores tradicionalistas monárquicos y antirrepublicanos, colaborando con Acción Española y con la Asociación Católica Nacional de Propagandistas.

Miembro de la Sección de Filología y de la de Historia y Filología Medievales del Centro de Estudios Históricos (1914-1925), en donde coordinó varios cursos de Diplomática y Paleografía. Numerario de la Real Academia de la Historia, fue elegido en sesión pública para ocupar la vacante de Julián Ribera (8 de julio de 1934). En permanente contacto con la historiografía profesional europea, García Villada se afanó por presentar unos trabajos de historia eclesiástica que no contradijeran los nuevos postulados del llamado método histórico. Su magna obra, la Historia Eclesiástica de España, quedó incompleta al ser detenido en Madrid y fusilado en la carretera de Vicálvaro por milicianos pertenecientes al Frente Popular el 1 de octubre de 1936.

Print Friendly, PDF & Email