Opinión

Católicos y científicos: Tomas Carreras Artau, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Tomas Carreras Artau, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Hace 75 años que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, fundado por católicos, impulsó decididamente la descentralización de la investigación española fundando la Delegación Catalana del CSIC. Al frente de tal hecho se colocó Tomás Carreras Artau (1879-1954), que recibió religión en la escuela y llegó a ser catedrático de ética en la Universidad de Barcelona desde 1912 hasta 1949. Creó el Archivo de Etnografía y Folklore de Cataluña.

Además, fue miembro de la Real Academia de las Buenas Letras de Barcelona. Junto con Jaume Serra i Húnter y Ramon Turró i Darder, fundó en el año 1923 la Sociedad Catalana de Filosofía, filial del Instituto de Estudios Catalanes. Junto con su hermano Joaquín Carreras Artau, obtuvo el premio de la Asociación Española para el Progreso de las Ciencias, por la publicación entre 1939 y 1943 de la Historia de la filosofía española. Filosofía cristiana de los siglos XIII al XV. En 1946 se convirtió en el primer presidente del Instituto de Estudios Gerundenses y redactor de los Anales del Instituto de Estudios Gerundenses. Quien echara a andar la Delegación Catalana del CSIC fue como tantos otros intelectuales catalanes no nacionalistas DEPURADO POR COMPANYS siendo BOSCH GIMPERA el brazo ejecutor de tal desatino. Como dijo de él Joaquin Plá, “…fue hombre de profundas convicciones religiosas, con un espíritu cristiano claro y optimista…una sana alegría franciscana vivificaba toda su persona, alma y semblante”.

Print Friendly, PDF & Email