Opinión

Católicos y cientificos: Sagrario Martínez Carrera, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Sagrario Martínez Carrera (1925-2011) fue una importante científica, recientemente recordada en el acto ‘Homenaje a las científicas pioneras del CSIC’ que, con motivo del 80 aniversario de su fundación, dicha institución científica acaba de celebrar.

Sagrario, al igual que otras muchas científicas pioneras del CSIC que han sido recordadas aquí en Ecclesia tales como Josefa Molera, Concha Llaguno , Gabriela Morreale, Juana Bellanato  etc., etc., etc., fueron católicas practicantes convencidas. De Sagrario lo dicen tanto sus compañeros de trabajo como su familia, añadiendo además esta última los desvelos de Sagrario porque todos permanecieran en la Iglesia.

De entre las muchas semblanzas de su actividad, señalo por su importancia las de científicos que fueron compañeros suyos, las de quienes han indicado con acierto el contexto de su trabajo, y recojo la semblanza que figura en el apartado de Mujeres Ilustres del CSIC:

“La Dra. Sagrario Martínez Carrera, nacida en Madrid el 10 de mayo de 1925, falleció el 18 de diciembre de 2011.Química, excelente cristalógrafa, se licenció en 1948 en la Universidad Complutense de Madrid, y se doctoró en 1955. Durante su vida científica desempeñó los puestos de Colaborador Científico, Investigador Científico y Profesor de Investigación del CSIC, siempre asociada al Departamento de Cristalografía del Instituto de Química Física “Rocasolano”, exceptuando sus estancias pre- y posdoctorales en Holanda y Estados Unidos. Sagrario Martínez Carrera fue una de las científicas que, sin duda, puede considerarse como uno de los exponentes extraordinarios de la ciencia española de mediados del siglo XX y heredera, en segunda generación, de aquella primigenia Sección de Rayos X que, en 1948, formó Julio Palacios en el Instituto Alonso de Santa Cruz, como continuación de la Junta de Ampliación de Estudios. Ingresó en el “Rockefeller” a principios de la década de 1950, implicándose en acciones que fueron el preludio de la automatización de la cristalografía moderna. Formó parte activa de lo que hoy se denomina Grupo Español de Cristalografía y Crecimiento Cristalino, del Comité Español de Cristalografía, del Comité Científico Asesor del CSIC, y se involucró en tareas de la Unión Internacional de Cristalografía (IUCr).

Apartado: Mujeres Ilustres”.

En ninguno de los artículos relacionados con la vida de Sagrario se hace referencia a su devota catolicidad, lo cual ha contribuído sin duda a engrandecer su figura ya que, probablemente algunos de los que la han homenajeado nunca lo habrían hecho de saber sus convicciones religiosas. Pero sigo creyendo fundamental el hablar de estos temas que los científicos ateos o enemigos de la Iglesia califican como ‘poco relevantes’, porque no hacerlo sostiene el discurso laicista sin base científica alguna -a Sagrario me remito- de que no se puede ser católico y científico a la vez. Recientemente señalaba el padre Juan Carlos Ramos, cura de la Misa de la 2, sobre la importancia de que los católicos secundemos el llamamiento del papa Francisco de ser ‘Iglesia en salida’ como único modo de hacer visible nuestra existencia, ya que si no no lo hará nadie por nosotros. Lo comentaba con estas palabras:

“La escasa presencia pública de los católicos

Ante la situación actual, el padre Ramos se hace varias preguntas: “¿Por qué tenemos tan poca presencia pública? ¿Por qué, si van a misa todos los domingos ocho millones de personas en España, según los últimos datos, y a diario un millón de personas, eso luego no tiene ninguna repercusión pública?”.

De este modo, cree que muchos pueden pensar que los católicos son “un fenómeno residual, pero no es cierto”. En su opinión, “no tenemos presencia porque los profesionales católicos no dicen que lo son. Se ha conseguido introducir una espiral de silencio, de modo que la gente no lo cuenta, con lo cual iremos a menor, necesariamente, si eso no lo rompemos”.

En este análisis, el religioso también habla de que quizás “no haya empresarios católicos que pongan dinero en este tipo de iniciativas. O que tengamos unos católicos muy materialistas a los que tenga silenciados el miedo a perder su estatus”.

Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica.