Opinión

Católicos y científicos: Plastihistoria de la ciencia , por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Plastihistoria de la ciencia , por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Acaba de inaugurarse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid la exposición “Plastihistoria de la Ciencia”, hasta el 15 de noviembre, en la que se recrean en esculturas de plastilina momentos álgidos del desarrollo científico universal. Sin duda que uno de los motores del mismo ha sido el cristianismo, algo que queda perfectamente reflejado en las escenas representadas.

En ellas podemos ver tanto a los católicos practicantes como Galileo o Leonardo da Vinci, al lado de protestantes como Newton o Darwin, cuyo único título universitario fue el de teología, y que escribió “El origen de las especies” antes de entrar en su fase agnóstica.

Saber que el primer libro que Guttenberg –al que se le dedica una vitrina- imprimió fue la Biblia, o contemplar una escena que alude al nacimiento de las universidades en España en la que todos los componentes de la misma son frailes, es de memoria histórica y científica, y ayudará a reflexionar sin duda sobre las pruebas que desmienten el slogan ateo y materialista de que ciencia y religión son incompatibles, o que son ámbitos no solapantes, o que impartir religión en la escuela es dañino.

Incluso de la época antigua se hace mención a Pitágoras y Arquímedes, magníficos pioneros que surgieron en una sociedad en la que todo el mundo era politeísta y no existía el ateísmo. Visitar dicha exposición es sin duda una oportunidad para que la educación científica de la ciudadanía pueda originar la moderación en los ataques contra la religión en general y el cristianismo en particular.

Una ocasión de hacer una visita a colegios en la que se pueda subrayar este aspecto de la compatibilidad ciencia-fe.

Print Friendly, PDF & Email