Firmas

Católicos y científicos: Pedro Franco Dávila, por Alfonso V. Carrascosa, científico del MNCN-CSIC

pedro-franco-davila

Católicos y científicos: Pedro Franco Dávila, por Alfonso V. Carrascosa, científico del MNCN-CSIC

El 18 de mayo próximo se celebra el Día Internacional de los Museos, en plenas fiestas de san Isidro. En Madrid hay dos importantes museos dedicados a las ciencias naturales. Uno es el Real Jardín Botánico, cuyo director fundador fue el científico católico José Quer http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-jose-quer-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/. El otro el Museo Nacional de Ciencias Naturales, fundado como Real Gabinete de Historia Natural por Pedro Franco Dávila (Guayaquil, 1711 – Madrid, 1786), tras la puesta en marcha del Gabinete de Historia Natural por el también científico católico Antonio de Ulloa http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-antonio-de-ulloa-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/. Pedro Franco Davila y Antonio Ulloa forman parte del elenco que la mitología laicista de la ciencia reivindica sin hacer mención a su condición de creyentes. Quienes atacan a la Iglesia Católica “podan” el componente de religiosidad de la biografía de sus mitos, pero una mirada atenta a toda su persona resulta útil para conocer la verdad y desenmascarar las mentiras sistemáticas de algunos, los silencios clamorosos de muchos.

Pedro Franco Dávila guapo no fue, pero sí católico practicante, y científico, como los principales protagonistas de la Ilustración Española, que a diferencia de la francesa modernizó España sin renunciar a la fe, pero sobre todo sin el baño de sangre que se llevó por delante a científicos como Lavoisier … Un contemporáneo de Franco Davila, Pablo de Olavide, que acusado por la Inquisición huyó a París, volvió de allí más católico que nunca al ver las masacres de la Revolución Francesa.

Dávila fue en parte autodidacta y se relacionó con los principales botánicos y naturalistas de la Europa de su época, y fue miembro de prestigiosas instituciones como las Academias de Ciencias de Berlín y San Petersburgo o la Royal Society de Londres. Contemporáneo de los famosísimos curas católicos y científicos Mutis y Cavanilles, expertos en botánica, del jesuita José de Acosta, del también cristiano fervoroso Linneo, o de Laura Bassi y Gaetana Agnesi, mujeres católicas, científicas e ilustradas, de Pedro Franco Davila se viene escribiendo últimamente bastante, y ha pasado de ser un diletante y compulsivo coleccionista de objetos y curiosidades, que así es como se empezaron las colecciones de seres vivos que hoy se pueden ver en el MNCN de Madrid, a un personaje básico para entender la promoción de las ciencias naturales en la España ilustrada del religiosísimo monarca Carlos III, que daba pensiones para estudios mucho antes de que surgiera la Junta de Ampliación de Estudios (JAE). El Real Gabinete pronto se convirtió en centro docente, se le añadieron laboratorios para investigar, etc. En la localización de Pedro Franco Dávila y su conexión con la corte para fundar el Real Gabinete de Historia Natural tuvo mucho que ver el sacerdote católico Enrique Florez, preceptor de los hijos de Carlos III.

La familia de Pedro Franco Davila fue numerosa, de piadosísimos padres, tío clérigo, etc. Recibió religión en la escuela, algo a considerar para los hoy detractores de tal práctica, que desconocen cosas como que la Universidad San Marcos de Lima a la que tal vez asistiera nuestro personaje, y que fue la primera que se fundó en Hispanoamérica, comenzó su andadura bajo los auspicios de la Iglesia Católica: el mito Franco Davila recibió enseñanza confesional, y dicen que se aficionó a las ciencias naturales gracias al cuidado y enseñanzas de un cura católico que le recogió en uno de sus naufragios.

En su Testamento declaró «…que era católico cristiano y creía el altísimo misterio de la Stma. Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios verdadero y todo cuanto cree y confiesa ntra. Santa Madre la Iglesia en cuya fe quería vivir y morir..tenía apartado mil y doscientos reales y quería que por sus testamentarios se entregasen a la Congregación del Stmo. Sacramento del Oratorio del Caballero de Gracia del que es congregante…y doscientos reales para que se reparta en limosna entre pobres y necesitados…»

Cuenta en una de sus cartas al referirse a la vuelta de un naufragio que » …apeándome de la mula en el mismo convento de santo Domingo para cumplir un voto que tenia hecho, antes de entrar en casa. La noticia de mi llegada sorprendió tanto a mi padre que estuvo mucho rato sobre la silla sin conocimiento hasta que, vuelto en sí, corrió a santo Domingo en donde se estaba diciendo una misa cantada a la Virgen del Rosario, a quien la tenia prometida…».

Otras referencias explícitas a su ardiente fe se encuentran en cartas en las que dice «…se sirve de incluirme la muerte de mi madre y tres de mis hermanos y un tío clérigo hágase en todo la voluntad de nuestro Dios quien nos da la gracia para prepararnos a este viaje de la eternidad cuando fuere su santa voluntad…». En otra se refiere en estos términos a asuntos familiares»…en el que me participa el nacimiento y la muerte de mi querida hermana Magdalena que guarde Dios digo nacimiento por el poco tiempo que duro esta santa alianza nuestro Señor consuele a Vd. … la noticia de la muerte de mi Madre…Demos gracias a Dios por todo pues que el solo es dueño de la vida y de la muerte y nosotros no podemos hacer otra cosa en este mundo que ofrecer pobres oraciones por ellos…les ruegue pidan a Dios por mí para que me dirija y me de acierto en todo…». No menos interesante es esta referencia al nombre de su confesor «…y deberé continuar pagando la misma cantidad todos los años mientras Dios fuera servido conservarme la vida…mi padre confesor en esta corte es el reverendo padre fray Jose Poveda de la Orden de Predicadores…».

La primera historia importante del MNCN la escribió otro cura católico, el padre Agustin Barreiro. Otro egregio personaje protagonista del desarrollo de las ciencias naturales en España que forma parte también de la mitología laicista de la ciencia siendo un profundo católico fue Mariano de la Paz Graells http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-mariano-de-la-paz-graells-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/. Eso por no hablar de quienes introdujeron el concepto de evolución en perfecta conciliación con la fe católica, científicos tales como Jesús Carballo http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-jesus-carballo-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Antonio Bergnes http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-antonio-bergnes-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Juan Vilanova Piera http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-juan-vilanova-piera-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Paul Fallot http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-paul-fallot-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Antoni Prevosti http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-antoni-prevosti-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Santiago Alcobé http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-santiago-alcobe-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Telesforo Aranzadi http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-telesforo-aranzadi-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Miquel Crusafont http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-miquel-crusafont-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Emiliano Aguirre http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-emiliano-aguirre-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Bermudo Meléndez http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-bermudo-melendez-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Bartomeu Darder http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-bartomeu-darder-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, Eduardo Llanas http://www.revistaecclesia.com/catolicos-y-cientificos-eduardo-llanas-por-alfonso-v-carrascosa-cientifico-del-csic/, etc., etc., etc.

BIBLIOGRAFIA

-Pedro Franco Davila y el Real Gabinete de Historia Natural. M Angeles Calatayud. CSIC 1988.

-Pedro Franco Davila (1711-1786). De Guayaquil a la Royal Society. La epoca y la obra de un ilustrado criollo. Javier Sanchez Almazan coord. CSIC. 2012.

Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.