Opinión

Católicos y científicos: María Moliner

María Moliner (1900-1981) es ‘la mujer que escribió un diccionario’, concretamente el ‘Diccionario de uso del español’. Filóloga y lexicógrafa, experta en biblioteconomía, es reivindicada desde varias ideologías como pionera. Con ocasión del Día de la mujer y la niña en la ciencia 2020, a celebrar el próximo 11 de febrero coincidiendo con la Virgen de Lourdes, repasamos su vida añadiendo lo que sus propios hijos dijeron de ella con claridad: era católica practicante.

Interesa y mucho para este que suscribe, científico católico como María Moliner, señalar la condición de católica de ésta, porque si no hacemos esto el discurso materialista y laicista de la leyenda progre nos va a cavar quitando la poca fe que nos queda. Se la reclama como pionera del feminismo…pues bien, iba a misa, se confesaba y comulgaba sin detrimento alguno de sus cualidades intelectuales.

Una buena cronología de su vida la propone la Fundación Fernando El Católico, tal vez por el origen maño de Moliner, como el de otros muchos científicos católicos de la talla de Cajal, Albareda, Ibáñez-Martín, Laín Entralgo, Miguel Asín, Antonio de Gregorio Rocasolano, Longino Navás, Mariano Tomeo Lacrué, Félix de Azara… etc.:
1900 María Moliner nace en Paniza, Zaragoza
1904 Su familia se traslada a Madrid
1912 Su padre se afinca en Argentina y la familia debe regresar a Aragón
1918 Inicia la carrera de Filosofía y Letras, que acabará tres años después
1922 Aprueba las oposiciones al Cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos
1924 De Simancas, es trasladada a Murcia, donde conoce a Fernando Ramón
1925 Boda de Fernando Ramón y María Moliner
1929 La familia Ramón Moliner fija su residencia en Valencia
1937 Ocupa puestos de responsabilidad en la organización bibliotecaria del Estado
1946 Se instala con su familia en Madrid
1966 Es presentado el primer volumen del Diccionario de uso del español
1972 Es propuesta para ocupar un sillón en la Real Academia de la Lengua
1974 Muere su marido, Fernando Ramón, y empeora de su enfermedad cerebral
1981 María Moliner fallece en Madrid

Inició su educación bajo los auspicios de la Institución Libre de Enseñanza, con la que colaboraron profundas católicas como María de Maeztu, María Goyri, María Zambrano, Jimena Menéndez Pidal, Rafaela Ortega y Gasset y otras de las que ya hemos hablado aquí en Ecclesia Digital.
Mientras que estudiaba en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza en la que se licenció en Historia en el año 1921, María colaboraba como filóloga y lexicógrafa en el Estudio de Filología de Aragón. Nunca tuvo una titulación oficial en lexicografía ni filología pues eran especialidades que no se cursaban en la Universidad de Zaragoza.
Dicen que se le ocurrió lo del diccionario durante la posguerra española, cuando su hijo Fernando le trajo de París el ‘Learner’s Dictionary of Current English’ de A. S. Hornby. Ese libro junto a las deficiencias que ella había detectado en el ‘Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española’, fueron el detonante de su obra. María firmó en 1955 un contrato con la editorial Gredos para su futura publicación. Publicado por primera vez en 1966, su diccionario tuvo como novedades importantes la incorporación de términos no admitidos por la RAE o ejemplos de gramática y sintaxis de gran utilidad pedagógica.
Carmen Conde, primera mujer en ingresar en la Real Academia de la Lengua, y también católica practicante, diría que ocupaba el puesto que le tendrían que haber dado a María Moliner.

Print Friendly, PDF & Email