Opinión

Católicos y científicos: María Dolores Gómez Molleda, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: María Dolores Gómez Molleda, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Hoy es san Pedro Poveda mártir, y en su honor, algunos apuntes sobre la vida de María Dolores Gómez Molleda (1922-), Teresiana y por ello hija espiritual del padre Poveda, además de una científica que ha dedicado al estudio de la historia contemporánea española su actividad profesional, una de esas mujeres anónimas que tumba el mito laicista de que la Iglesia es enemiga de la mujer y de la ciencia. Ella sola, calladamente, ejemplifica muchas de las cosas que hoy el laicismo dice que es imposible que ocurran, pero lo cierto es que han ocurrido en ella.

Durante la Edad de Plata española la Iglesia Católica continuó con su actividad en pro del desarrollo pedagógico de nuestro país, algo que por cierto lleva haciendo desde la época visigoda a la actividad. San Pedro Poveda se propuso la fundación de la Institución Católica de Enseñanza, para formar con las nuevas teorías pedagógicas a mujeres que se iban a hacer maestras nacionales por oposición o científicas o profesoras de universidad, sin renunciar a la confesionalidad, a la fe católica, como exigía el laicismo de la Institución Libre de Enseñanza capitaneada por Giner y Cossío. El padre Andrés Manjon había fundado con anterioridad en el Sacromonte de Granada las Escuelas del Ave María para formar gratuitamente a gitanos y pobres de solemnidad favoreciendo los métodos intuitivos en contacto con la naturaleza, que después el padre Poveda inculcaría a las hijas de la Institución Teresiana, y que serian igualmente propuestos y desarrollados por otros pedagogos católicos de la época como Ezequiel Solana o Rufino Blanco y tantos otros.

Pues bien, Gómez Molleda nació en Colmenar Viejo el 15 de septiembre de 1922, se formó como teresiana y así ha vivido toda su vida, siendo Catedrática de la Universidad de Salamanca. Doctora en Filosofía y Letras por la Universidad de Madrid, ingresó en 1943 por oposición en el cuerpo de Archiveros del estado, y luego ganó por oposición el puesto de adjunta a la cátedra universitaria de Historia Moderna y Contemporánea de la Universidad de Madrid para finalmente conseguir la cátedra en 1967 de Historia Contemporánea Universal y de España en la U. de Santiago de Compostela y en 1970 por traslado a la U. de Salamanca, fundada por la Iglesia Católica y que el año que viene cumplirá su 800 Aniversario. Ha escrito libros como ‘ Los reformadores de la España contemporánea’ (CSIC, 1966), sobre la Institución Libre de Enseñanza, destacando sus logros y limitaciones. De particular interés es su otra obra, ‘EL socialismo español y los intelectuales: Cartas de líderes del movimiento obrero a Miguel de Unamuno’ (Universidad de Salamanca, 1980), en la que queda bien claro que nada de lo logrado en la Edad de Plata española es atribuíble a ese grupo político, ya que en la época más que apoyar a la cultura, la academia, la ciencia y la pedagogía las perseguía ferozmente: su lectura es más que recomendable para darse cuenta de que el actual enfoque de memoria histórica amparado por los herederos ideológicos del Frente Popular no tiene base científica alguna ya que esta coalición perseguía a católicos y liberales del momento. Recomiendo leer la entrevista Trenas, Pilar (3 de julio de 1980). «Entrevista con Dolores Gómez-Molleda. El socialismo histórico no pudo contar con los intelectuales». ABC (Madrid): 29. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1980/07/03/037.html. Otra obra sin desperdicio de Gómez Molleda, esclarecedora en el mismo sentido que la anterior, es ‘La masonería en la crisis española del siglo XX’ (Taurus, 1986), en la que aborda el papel de los masones en España desde la dictadura de Primo de Rivera hasta la instauración de la Segunda República y la revolución de 1934. Además dirigió la revista Eido, revista de ideas.

Es miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia,y en 1967 ganó un Premio Nacional de Historia, por su obra ‘Los reformadores’. La Universidad de Salamanca publicó en 1990 un libro en homenaje suyo, titulado Delgado, B. (1991). «Historia, Literatura, Pensamiento: estudios en homenaje a María Dolóres Gómez Molleda». Tiene muchos más méritos academico-cientificos, por ejemplo, haber trabajado con el Instituto Jeronimo Zurita del CSIC.

Religión en la escuela, ciencia y fe católica de la mano sin problemas: así ha sido, es y seguirá siendo.

Print Friendly, PDF & Email