Revista Ecclesia » Católicos y científicos: Lluis Vía Boada, por Alfonso V. Carrascosa
Opinión

Católicos y científicos: Lluis Vía Boada, por Alfonso V. Carrascosa

A Luis Vía Boada (1910-1991) sus compañeros de investigación le llamaban Mosén Vía. Se ordenó sacerdote católico en 1935 y fue continuador de la llamada Escuela Geológica Catalana que inaugurara otro científico sacerdote católico como él, Jaime Almera.

Su formación científica se forjó en el Museo y Laboratorio de Geología del Seminario Conciliar de Barcelona, a las órdenes de otro cura católico científico, Jose Ramón Bataller. De 1946-1951 cursó la licenciatura en Ciencias Naturales en Madrid. Sus excursiones científicas en un scooter marca Lambretta le llevaron a obtener el grado de doctor en 1959, con un estudio sobre cangrejos fósiles que le consagró como experto carcinólogo y recibió el Premio Nacional de Ciencias Alonso Herrera y el Premio Extraordinario de Doctorado de la Universidad de Barcelona. Fundó en 1966 la Sección de Bioestratigrafía del Patronato Alfonso X El Sabio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, siendo nombrado Investigador Científico del mismo en 1970.

Desde aquí hasta su jubilación se llevó a cabo una colaboración muy estrecha entre el centro de investigación científica Instituto Jaime Almera del CSIC y el Museo y Laboratorio de Geología del Seminario Conciliar de Barcelona. En 1984 se incorporó a la Academia de Ciencias y Artes de Barcelona.

Diversos científicos le dedicaron 14 nuevas especies y un género. En 1968 fue nombrado profesor agregado de la Facultad de Teología de Barcelona, habiendo sido profesor de ciencias naturales en el seminario con anterioridad. Fue socio de la Real Sociedad Española de Historia Natural que cumple en 2021 los 150 años de su fundación.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa