Opinión

Católicos y científicos: Leonardo Polo, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Leonardo Polo, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Se ha dicho de Leonardo Polo (Madrid 1926, Pamplona 2013) –miembro del Opus Dei- que ha sido uno de los más grandes filósofos de todos los tiempos. En el libro “Filósofo, maestro y amigo. 234 Testimonios sobre Leonardo Polo” se presenta a Polo como alguien que se inicia en la tradición filosófica clásica griega y medieval pero que toma aborda las cuestiones y problemas formulados de los grandes pensadores y contemporáneos dotándoles de solución. La Universidad de Navarra está publicando en 27 volúmenes la edición de las Obras Completas de Leonardo Polo, Serie A, es decir, las ya publicadas precedentemente, dejando para más adelante la publicación de la Serie B: Inéditos. El 6 de noviembre de 1949 ingresó en el Opus Dei, institución a la que perteneció hasta su muerte.

En Wikipedia se dice de él que realizó los estudios de enseñanza primaria en el Liceo Francés. En 1936 comenzó bachillerato en su ciudad natal. En aquella época, su padre ocupa el cargo de teniente de Alcalde de Madrid. Al estallar la Guerra Civil, el Gobierno de la República instó a la población civil a salir de la capital de España, así que Leonardo se trasladó con su familia a Albacete, y realiza allí los dos primeros cursos de bachillerato. ​Durante los años 1937 a 1939, su padre, que era abogado, desempeñó el cargo de Fiscal Jefe de la Audiencia de Albacete. Terminada la guerra, regresaron a Madrid, menos el padre, que se vio obligado a exiliarse, primero en Nicaragua y después en Chile, donde murió en 1946.

Leonardo continuó el bachillerato en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid. Aquí leyó la Filosofía Fundamental de Balmes, con 15 años, la Suma Teológica de Tomás de Aquino –para quien propone correcciones- y Ortega, Zubiri… más tarde asistió a un curso de Zubiri dado en la Cámara de Comercio de Madrid, y a otro de Ortega sobre Toynbee. Terminó el bachillerato en 1945 (19 años) y obtuvo premio extraordinario en el examen de Estado. ​ Estudió Derecho (después de haberse planteado hacer matemáticas) para conseguir trabajo en el bufete de su tío. Luego hizo las asignaturas de doctorado de esta carrera pero se comenzó a dedicar ala investigación, en plan autodidacta. En 1952 viajó a Roma con una beca del Consejo Superior de Investigaciones Científicas para investigar sobre filosofía del derecho. En 1954 volvió de Roma y se incorporó a la Universidad de Navarra para impartir Derecho natural y, más tarde, Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos, como Catedrático de Historia de la Filosofía. Prosiguió al mismo tiempo sus estudios de filosofía en la Universidad Central de Madrid como alumno libre, terminó la carrera de Filosofía realizó los cursos de doctorado en Madrid y comienzó la tesis doctoral en filosofía, dirigida por Antonio Millán-Puelles. En 1961 obtuvo el grado de doctor con una investigación sobre Descartes. Se interesó por sus planteamientos nada menos que Paul Ricoeur. En 1963 obtuvo por su tesis el premio Menéndez Pelayo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

En su pensamiento el universo es creado, porque su existencia depende de Dios: la causa no contradictoria remite a la identidad originaria. Dios es el ser originario, distinto de aquello que comienza y de quien se añade. El Origen es la identidad insondable y la intimidad inabarcable. Leonardo Polo, insigne filósofo, miembro del Opus Dei: verdaderamente cuando al danbraunismo ataca a esta institución, no sabe lo que dice.

Print Friendly, PDF & Email