Opinión

Católicos y científicos: Julio Garrido Mareca

Julio Garrido Mareca (1911-1982) nació en Madrid donde se licenció en Ciencias Naturales. Pronto se apasionó por la cristalografía. Comenzó su carrera científica en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, de la mano de Martín Cardoso, a la sazón Catedrático de Cristalografía y Mineralogía. Pronto pasaría a investigar en el Instituto Nacional de Física y Química  con los también científicos católicos Luis Bru, Jose Mª Otero Navascués y Julio Palacios, que le dirigió la tesis doctoral.

Estuvo pensionado en el extranjero y al volver trabajó en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial y luego 10 años en las misiones de la UNESCO en Sudamérica y El Cairo. Sería aquí donde conocería el cristianismo copto y escribiría libros sobre él. Llegaría a incorporarse a la Universidad Autónoma como profesor. Publicó multitud de estudios científicos y libros. Cuentan sus biógrafos Ordoñez y Barrera que fue durante la Guerra Civil cuando experimentó una profunda conversión y pasó a vivir con intensidad su condición de católico. Nacido en una familia carlista, vivió siempre un ambiente próximo a la religión que no le impidió desarrollar una brillante carrera científica.

Print Friendly, PDF & Email